La gamificación se puede aplicar en multitud de ámbitos de la empresa

Gamificación: cómo el juego transforma tu negocio

BigStock

©BigStock

Actualizado 18 | 04 | 2016 10:24

Saber cómo la gamificación puede transformar nuestro negocio nos ayudará a caminar hacia el éxito y a aprovechar los beneficios de las nuevas metodologías para buscar los resultados más eficientes. Te contamos cuatro transformaciones que recoge la Gamification Buyer’s Guide elaborada por Technology Advice.

1. Generar compromiso o engagement

La palabra clave cuando hablamos de gamificación es engagement. Es decir, compromiso. Conseguir el compromiso pleno de los empleados es difícil, en parte porque muchos de ellos no se identifican con la cultura de su empresa y en ocasiones no encuentran atractivo su trabajo diario. En consecuencia, se sienten desvinculados del proyecto común. ¿Cómo inspirarles?

Una empresa de Call-Center con base en Dallas (USA) decidió implementar Snowfly, una herramienta gamificada para incentivar a los trabajadores del servicio de atención al cliente. Estos departamentos juegan un papel importante en la percepción que tienen los clientes de una marca, pero a menudo sus equipos están desmotivados o son poco productivos.

Para hacer frente a este problema típico de las empresas de los call center o help-desk, Snowfly se centró alentar a los trabajadores con elementos de juego que incentivaban su engagement. Al cabo de tres meses, el rendimiento se incrementó y también los niveles de calidad de las llamadas.

Y es que lograr el engagement del empleado repercute positivamente en la productividad de toda la organización, porque un trabajador motivado no piensa negativamente sobre su trabajo y termina por implicarse en la consecución de unos objetivos comunes.

2. Motiva y desarrolla a tus empleados

Mediante el uso de la gamificación conseguimos aprovechar los aspectos positivos de los juegos: en un ambiente lúdico el entretenimiento está asegurado, a la vez que las organizaciones se aseguran una solución a sus necesidades.

Son muchas las empresas que han obtenido resultados muy positivos con la práctica de técnicas gamificadas para la formación de su plantilla: IBM, Deloitte y NBC son ejemplos de compañías que han empleado la gamificación en sus campañas de marketing o en el lugar de trabajo.

Cada vez son más las organizaciones que apuestan por la gamificación y el uso de técnicas basadas en el juego para reclutar, motivar y desarrollar a sus empleados. Es el caso de eBay, el gigante de comercio electrónico que mantiene una buena reputación entre sus empleados como uno de los mejores lugares de trabajo de Estados Unidos.

¿Qué hizo eBay? Optimizar su proceso de reclutamiento con la ayuda de MindTickle, una plataforma de gamificación e-learning. De esta forma, los candidatos podían conocer más acerca del funcionamiento de la empresa e interactuaban con sus compañeros antes incluso de incorporarse a la plantilla, todo ello sin requerir el 100% del tiempo del personal de Recursos Humanos.

El sistema contaba con elementos de juego como el progreso o las recompensas, lo que ayudaba a los participantes a familiarizarse con el contenido de su trabajo.

3. Fideliza a tu público

Uno de los casos de éxito que muestra el informe de Technology Advice en su Gamification Buyer’s Guide es el de la empresa Heineken. Esta gran corporación, patrocinador de la Champions -el torneo de fútbol más importante del mundo con más de 700 millones de espectadores al año- aprovechó su tirón en pantalla para poner en marcha una campaña gamificada para atraer nuevos usuarios.

El proyecto de Heineken y la agencia de publicidad con la que colaboró consistía en hacer partícipes a los espectadores de lo que iba sucediendo en los partidos, a través de una multi-plataforma denominada Star Player.

Leer más: Las 8 ventajas de gamificar tu empresa

El público jugaba a adivinar lo que iba a suceder durante el encuentro, obteniendo puntos y formando parte de un sistema de ligas. Las menciones de Heineken en las redes sociales aumentaron un 78% a raíz de la iniciativa, lo que puso de manifiesto el gran éxito de implementar acciones gamificadas para obtener fidelidad.

4. Incentiva comportamientos

La otra gran fortaleza que garantiza la gamificación, además del engagement, es su capacidad para incentivar comportamientos. A través del uso de técnicas de juego podemos fomentar el cambio de conducta de nuestros empleados.

Pensemos, por ejemplo, en un equipo de ventas. El personal comercial está motivado y es competitivo por naturaleza, es posible por tanto que el engagement no sea la principal necesidad de este colectivo, pero sí vamos a necesitar transformar sus comportamientos para generar más ventas.

A través de la gamificación podemos tratar de fomentar determinadas acciones. Para cambiar el comportamiento de su equipo de vendedores, la consultora Aberdeen Group implementó el FantasySalesTeam.

Básicamente, se trataba de dividir a los agentes comerciales por equipos. Gracias al reto y a la competición, los empleados estaban cada vez más pendientes de lo que hacían sus compañeros y aumentó la colaboración entre ellos.

En resumen, la gamificación se puede aplicar en multitud de ámbitos, como el uso de dinámicas de juego en la formación e-learningpero es especialmente eficaz para fomentar el aprendizaje, sector en el que se está consolidando. Está previsto que en 2016 el mercado de la gamificación siga creciendo y alcance un valor de 2,6 billones.

No es de extrañar, pues, que los proveedores de gamificación hayan proliferado. Son cada vez más las empresas que apuestan por el uso del juego como demuestran estos 10 ejemplos de gamificación.

El entramado empresarial se está dando cuenta de este crecimiento y por eso el sector de la formación gamificada está experimentando un crecimiento meteórico.