Congreso Convergence EMEA 2018

El fin del trabajo tal y como lo conocemos

fin-trabajo-tal-como-lo-conocemos

©BigStock

Actualizado 16 | 11 | 2018 07:00

Capital Humano

Se acaba de celebrar en Londres el congreso Convergence EMEA 2018, donde se ha analizado el futuro del empleo y las transformaciones que se van a producir en el sector de los recursos humanos.

En esta edición, se ha venido a esbozar que se está produciendo una nueva sociedad, basada en las empresas y en el trabajo del futuro.

Así, por ejemplo, estamos asistiendo a nuevos estilos y funciones del liderazgo, también a nuevos objetivos empresariales, al trabajo en grupo, la formación contínua, la inteligencia artificial y las nuevas funciones del trabajador.

Ponentes

En sus declaraciones, Marc Altimiras, Vicepresidente para el sur de Europa de Cornerstone, ha dicho:

“Llegará un día en el que posiblemente los salarios más altos estarán en el nivel más bajo de la pirámide empresarial”.

Así como también, refiriéndose a la inteligencia artificial y a la digitalización:

“Esta tecnología se basa en la creación de modelos predictivos realizados en base a todos los datos e información de los empleados que se aplican a determinadas situaciones”.

En cuanto a Europa y a nuestro país en concreto, su visión no ha sido muy buena, dándonos un toque de atención en materia laboral:

“La mayoría del valor de una empresa son sus activos intangibles, es decir, las personas. Falta talento en Europa y recursos. Hay una guerra increíble ahora mismo por el reclutamiento. En España, todo el mundo tiene ‘titulitis’, quien no tiene un máster tiene 30, y eso ya no cuenta para nada. Ahora, lo único que cuenta son las ‘soft skills’ y la experiencia acumulada.

Muchas escuelas españolas ya trabajan por proyectos. El alumno debe descubrir el conocimiento, no imponérselo. Cada empresa tiene a un gran número de personas capaces de hacer frente a los retos del mañana. Solo hay que ofrecerles las herramientas y oportunidades adecuadas para avanzar en su carrera. La educación debe ser continua. Si eres capaz de conseguir que una persona de tu organización haga carrera, le retienes y te ahorras un nuevo proceso de contratación. Debes entender las necesidades de tus empleados, si no saltarán a otra compañía que les dé lo que la tuya no puede.

Mientras que procesos como la toma de decisiones o la jornada laboral de 8 horas también han merecido la atención de este experto, señalando la transformación que se está produciendo, así como también haciendo un severo repaso al respecto.

¿Quién descubre que hay una nueva necesidad que cubrir dentro de una empresa?. ¿El presidente? No, jamás. La descubre quien está inmerso en un proyecto y ve con sus propios ojos que falta algo. Antes, el poder estaba arriba, y ahora las capas más altas de la organización están ciegas, no saben lo que ocurre en las bases. Todo esto hace que cambie la posición de la empresa. Todavía no somos conscientes de las últimas consecuencias de este hecho. No sé si estamos preparados.

No tiene sentido que una persona gaste hora y media o dos de su tiempo para ir al trabajo cada día, ni desde el punto de vista del tiempo ni del coste. Desde el punto de vista empresarial, si tienes a la gente más motivada y más feliz, los resultados que obtendrás obviamente serán mucho mejores. Qué sentido tiene el querer que la gente viaje todos los días de un sitio a otro, solo para fines de control, para asegurarte que de verdad están calentando el sillón… Sería mejor que la gente trabajara por proyectos y objetivos a que se sienta controlada en base a su presencia en el lugar de trabajo. Creo que es un tema de desconfianza, más que otra cosa. Son hechos que poco a poco irán cayendo por su propio peso”.

Otro de los ponentes, el recientemente nombrado “Mejor CEO de Tecnología de Recursos Humanos” por la revista European CEO Magazine, Adam Miller, Fundador y CEO de “Cornerstone OnDemand”, se ha mostrado defensor de la formación continua, la búsqueda del talento, la economía colaborativa, la conciliación laboral y familiar, la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente; realizando también algunas previsiones al referirse a la era digital y a la llamada cuarta revolución industrial, para la que aboga por aplicar a los negocios lo que ha denominado el “humanismo tecnológico”, basado en las personas y en sus interacciones:

“Un tercio de los trabajos que realizaremos en el futuro no existe en la actualidad. Pretender siempre buscar a la gente adecuada para desempeñar un puesto es como encontrar una aguja en un pajar. La gente de hoy está destinada a resolver los problemas del mañana, pero solo podrán hacerlo si se les instruye en las habilidades adecuadas para responder a los tiempos. La tecnología nunca es el fin, sino la herramienta con la que buscar el cambio en la sociedad”.

Por su parte, el director general de Cornerstone OnDemand de Europa, Oriente Medio y África (EMEA), Vincent Belliveau, animando a los asistentes a “estrechar lazos de colaboración”, así como también a presentar proyectos y crear sinergias entre empresas, abogando por el ‘networking’; manifestando asimismo:

“Me apasiona el desarrollo de las personas hacia el éxito. Cambiar el mundo de los recursos humanos y adoptar un enfoque revolucionario en los ambientes de trabajo.

Las empresas están obsesionadas con reclutar talento. Es un problema imposible de resolver, cada compañía posee a las personas adecuadas para hacer frente a las competencias del mañana. Tienen que ofrecerles las herramientas y oportunidades para avanzar en su carrera.

La formación debe ser continua y los empleados tienen que ir cambiándose los puestos.

Desde hace unos años, la mayoría de las grandes empresas quieren emprender este cambio, por el cual los recursos humanos pasan a desempeñar un rol estratégico y no meramente administrativo.

La tecnología de hoy en día puede ayudar a crear una cultura empresarial distinta. Por un lado, los empleados adquieren mayor flexibilidad y se reduce el trabajo burocrático del equipo; por otro, el ‘big data’ y el uso de la inteligencia artificial personalizan la experiencia y el perfil del empleado. Esto, sin duda, produce un impacto en el negocio sin precedentes”.