La PYME en España

Estado de la PYME en España

estado-pyme-espana

©CepymeNews

Actualizado 06 | 08 | 2018 10:25

Pymes en España

Según el Directorio Central de Empresas (DIRCE), actualizado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a 1 de enero del año 2017 había en España 3.279.120 empresas, de las cuales 3.274.924 (el 99,87%) son PYME’s (entre 0 y 249 asalariados).

En comparación con la Unión Europea, las microempresas (de 0 a 9 empleados) en España suponen el 95,6% del total de empresas, 2,6 puntos por encima de la estimación disponible para el conjunto de la UE en 2016 (93%), si bien se aprecia una ligera mejoría con respecto al pasado ejercicio, en el que la diferencia era de 2,9 puntos. También hay una diferencia significativa en la representatividad de las empresas españolas pequeñas (3,7%), 2,1 puntos por debajo de la estimación para el conjunto de la UE (5,8%).

Entre 2006 y 2016, el número total de empresas en España ha disminuido en 54.413 unidades, lo que equivale a una disminución  en dicho periodo del -1,63%. Por otra parte, la variación con respecto al máximo alcanzado en 2007, es del -4,11%.  Mientras que, en el año 2016, el número de PYME’s aumenta en 46.414 empresas, lo que significa un incremento del 1,4% con respecto al año anterior.

Por sectores

A 1 de enero de 2017, el 81,7% de las empresas españolas ejercían su actividad en el sector servicios y, dentro de éste, un 23,0 % correspondería al comercio.

Atendiendo a la distribución sectorial, se observa cómo varía el tamaño empresarial en función de los sectores económicos a los que pertenecen las empresas. Así, cerca del  85% de las empresas industriales son microempresas, y de ellas el 45,4%  tienen entre 1 y 9 empleados. Sin embargo, los sectores construcción y resto de servicios aglutinan el mayor número de empresas (con un 62,9% y un 57,9% respectivamente) en el tramo de microempresas sin asalariados. En el sector comercio, el 50% son microempresas sin asalariados y más del 46% tienen entre 1 y 9 empleados.
El 12,5% de las empresas del sector industria son pequeñas empresas (de 10 a 49 empleados), porcentaje muy superior al que suponen las pequeñas empresas sobre el total de empresas (3,7%).

Atendiendo al tamaño de las empresas, el 61,5% de las empresas de más de 250 empleados desarrolla su actividad en el sector resto de servicios, siguiéndole en representatividad la industria (21,4%), y el comercio (14,2%). En el caso de las PYME’s la mayor concentración corresponde a los sectores de resto de servicios (58,7%), y de comercio (23%).

Contribución de las PYME’s

Durante 2017, la PYME española mantiene una particular importancia en su contribución a la generación de empleo empresarial, ocupando al 66,4% del total de trabajadores, cifra similar a la de la media UE. Sin embargo, respecto a la media de la UE, el  porcentaje aportado por las microempresas es claramente superior en España.

Durante 2017, el crecimiento interanual del número total de empleados en las PYME es de un 2,98%, con un aumento de 548.942 puestos de trabajo, manteniéndose así una variación positiva por tercer año consecutivo. Las pequeñas y las medianas empresas son las que experimentan una  mayor tasa de incremento, con un 4,56% y un 5,02% respectivamente. El empleo en el estrato de las grandes empresas se traduce en un incremento de 253.819 puestos de trabajo, lo que supone un crecimiento del 5,18%.

La productividad puede ser medida desde diferentes ópticas, y es este caso nos referiremos a la productividad por hora trabajada, obtenida del cociente entre el valor añadido y las horas totales trabajadas. Del análisis, en el que se muestra una comparativa sobre la evolución de la productividad media por hora trabajada en España y en la UE 28, se observa, por una parte, como la productividad en España mantiene un crecimiento continuado ligeramente superior al de la media de la Unión Europea. De acuerdo con esto, la productividad española por hora trabajada se mantiene siempre por encima de la europea.

Altas y bajas

En términos absolutos, el mayor número de nuevas empresas  creadas durante 2016 se enmarcan en el “comercio al por menor”, con 58.905 empresas, y en los “servicios de comidas y bebidas”, en el que se dieron de alta 44.855  firmas.

Sin embargo, en términos netos, los sectores “comercio al por menor, excepto vehículos de motor” y “construcción de edificios” (con 5.765 y 2.639 empresas menos) son los sectores con mayor destrucción empresarial.   Por el contrario, los sectores que presentan mayor creación de empresas en términos netos son las “actividades inmobiliarias”, las “actividades sanitarias” y  “educación” con 7.077, 6.567 y 4.916  empresas más respectivamente.

El 97,6% de las empresas ingresaron menos de 2 millones de euros. Un 1,8% ingresan entre 2 y 10 millones. Las que tienen ingresos comprendidos entre 10 y 50 millones representan el 0,4%, y sólo el 0,1% ingresaron más de 50 millones de euros en 2016.

Formas jurídicas

Por último, a 1 de enero de 2017, la persona física (autónomo) es la forma predominante en la constitución de una empresa. La sociedad limitada aparece en segundo lugar, la comunidad de bienes en tercero y la sociedad anónima en cuarto lugar. Esta última forma jurídica continua perdiendo protagonismo en favor de la sociedad limitada y la comunidad de bienes, y es previsible que este trasvase se siga produciendo por la mayor idoneidad de la sociedad limitada para la constitución de una empresa de pequeña dimensión.

Atendiendo al tamaño empresarial, se observa como las empresas sin asalariados optan por la persona física como forma predominante, seguida de la Sociedad Limitada. En todos los tramos de PYME con asalariados la Sociedad Limitada es la forma jurídica más representativa, mientras que la Sociedad Anónima es la forma mayoritaria en las grandes empresas.

Te interesa: