Estudio IESE Business School

El 72% se las empresas españolas tiene problemas para cubrir ofertas de trabajo

empresas-espanolas-problemas-cubrir-ofertas-trabajo

©BigStock

Actualizado 06 | 02 | 2019 09:38

El 72% de las empresas españolas tienen problemas para cubrir los puestos de trabajo que ofrecen, tanto por un nivel de conocimientos insuficiente por parte de los candidatos, como por el incumplimiento de las capacidades profesionales que se precisan, según un informe realizado por el IESE Business School a partir de la opinión de 53 empresas representativas de la economía española.

Las empresas entrevistadas muestran una gran preocupación por el cambio de competencias profesionales que la automatización y revolución digital están generando y la brecha de capacidades profesionales que se deriva de esta situación.

Así, el 72% de las empresas considera que la revolución digital tiene un impacto alto o muy alto en el cambio de perfiles requeridos y un 56% piensa que el impacto de la automatización es alto o muy alto.

Según este informe, el 68% de las empresas detecta una importante brecha de conocimientos en tecnología y digitalización en el caso de los graduados universitarios, mientras que el 48% de las empresas observa estas carencias en los graduados de formación profesional.

Asimismo, las empresas advierten de que la brecha de conocimientos en áreas como ‘Big data’, marketing digital, inteligencia artificial o ‘blockchain’ será aún mayor dentro de cinco años.

El estudio revela que el 67% de los puestos de trabajo actuales y el 57% de los ofrecidos en los últimos doce meses en las compañías entrevistadas para este informe están ocupados por personas con formación universitaria de grado superior.

El IESE defiende la necesidad de tener un sistema educativo de calidad, flexible y capaz de responder a las necesidades cambiantes de las empresas.

En este sentido, el 87% de las empresas participantes en el estudio considera importante que las empresas tengan un papel más activo en la definición de los conocimientos, capacidades y actitudes necesarios, y su traslación a los planes de formación de los centros educativos.

POTENCIAR LOS CONTRATOS EN PRÁCTICAS

Asimismo, las empresas consideran que el Gobierno debería impulsar esta colaboración entre empresas, universidades y centros educativos, flexibilizando y modernizando el sistema educativo para que se pueda dar respuesta a las necesidades reales de las empresas.

En particular, las empresas consideran que el Ejecutivo debería introducir mayor flexibilidad en el contenido y la adaptación de los programas y módulos, facilitar la colaboración de las empresas y fomentar la creación de nuevos grados.

“Las fórmulas mixtas de estudio-trabajo o prácticas hacia el final de un ciclo formativo o grado son el mejor antídoto para luchar contra el desempleo y la mejor ayuda para preparar a los jóvenes hacia una trayectoria profesional satisfactoria”, apunta.

En este sentido, el IESE apuesta por que el Gobierno potencie los contratos en prácticas, evitando costes y rigideces “innecesarias”. “El impulso de la formación con prácticas en las empresas genera un enorme beneficio para los jóvenes, mejora su empleabilidad futura y contribuye a reducir problemas sociales enormes como el desempleo o la exclusión social”, concluye.