Es una de las lecturas obligatorias para cualquier emprendedor

Emprendedor, ¡deshazte de tu vaca!

©BigStock

Actualizado 15 | 06 | 2017 13:05

Si eres emprendedor tienes que leer la historia de “la vaca”1. No recuerdo cómo llegó a mí, lo que sí recuerdo es que cuando la leí me gustó mucho la simplicidad y claridad con que transmitía su gran mensaje. De hecho desde entonces, creo que es una de las lecturas obligatorias para cualquier emprendedor, y en cuanto sepas de qué trata  “la vaca” me entenderás perfectamente.

La historia, en resumen, dice así:

Había una familia que vivía en una vieja cabaña, era tan pobres que vestían harapos y lo único de valor que tenían era una vaca. Un día fueron visitadas por un sabio y su discípulo, que fueron acogidos por la familia y alimentados con leche, que era de lo poco que tenía la familia. Antes de partir el sabio mató la vaca arrojándola por un barranco, ante los ojos horrorizados del discípulo. El sabio, a pesar de las repetidas preguntas no dijo al discípulo porque había hecho tal atrocidad, tan sólo le dijo “ten paciencia y ya lo entenderás”. Pasado un año, y cuando el discípulo ya había olvidado la historia, volvieron a la vieja cabaña de la familia. Pero ya no estaba, y en su lugar había una bonita casa. Lo más sorprendente fue que dicha casa era propiedad de la misma familia que habían conocido un año antes. Pero ahora vestían ropa nueva y vivían mucho mejor. Ante el silencio del sabio, el discípulo les preguntó qué había pasado. Y la familia dijo que hacía un año la vaca se había caído por el  barranco. Ante esa desgracia, pues era su única fuente de alimento, decidieron comprar semillas y plantarlas en su terreno. Y con lo que daba la tierra podía comer toda la familia e incluso les sobraba para comerciar y ganar algo de dinero para arreglar la casa y comprar ropas nuevas.

Como habrás podido imaginar, la vaca representa nuestros miedos, todo aquello que aunque nos pueda dar cierta seguridad nos ata a una vida mediocre y alejada de nuestros sueños, lo que se suele llamar como zona de confort, el espacio donde nos sentimos seguros pero que nos impide desarrollar todo nuestro potencial. Puede que hoy no lo entiendas pero, yo mismo tuve mi propia vaca antes de ser emprendedor. Y te puedo asegurar que desde que me deshice de ella mi vida cambió. Así que si quieres ser emprendedor, identifica cuál es tu vaca o tus vacas, aquellas creencias, valores o excusas que te impiden pasar a la acción y emprender el camino hacia tus sueños. De ti depende, pero recuerda que si algo define al emprendedor de éxito es su orientación a la acción y el compromiso total por alcanzar sus objetivos, así que piensa por un momento, ¿quieres vivir tu vida como  jugador o como espectador?

Etiquetas AnfixEmprendedores