La mayoría de los usuarios cometen los mismos errores

Elegimos mal nuestras contraseñas

elegimos-mal-nuestras-contrasenas

©BigStock

Actualizado 04 | 06 | 2018 07:00

Contraseñas

Según el estudio The Next Domino to Fall: Empirical Analysis of User Passwords across Online Services, elaborado por el Departamento de Ciencias de la Computación de Virginia Tech, la mayoría de los usuarios confían en los mismos patrones al crear contraseñas: utilizamos la misma en un sitio que otro y, con frecuencia, recurrimos a nombres de marcas,  equipos de fútbol o películas populares.

No elegimos bien nuestras contraseñas, según pone de manifiesto la investigación, que concluye que la mayoría de los usuarios cometemos los mismos errores al crear contraseñas. Sobre todo porque recurrimos a contraseñas fáciles de recordar, pero que no son seguras, ya que los hackers pueden acceder fácilmente a las mismas.

Precisamente, el estudio evaluó 6.100 millones de contraseñas anónimas que fueron hackeadas en alguna ocasión, deduciendo de ello los patrones y errores más comunes que se comenten cuando se eligen contraseñas.

La misma contraseña 

Según el estudio, más de la mitad de los usuarios utilizan la misma contraseña en sus respectivos accesos o con ligeras modificaciones.

El especialista Gang Wang, investigador de informática en Virginia Tech, promotora del estudio, ha manifestado:

“Es difícil para los humanos memorizar contraseñas únicas para las más de 150 cuentas que tiene la persona promedio. Inevitablemente, la gente las reutiliza o modifica levemente, lo cual es una práctica peligrosa. Este peligro se ha visto amplificado por las infracciones de datos masivas que han dado a los atacantes herramientas más efectivas para adivinar y piratear contraseñas”.

Emplear teclas seguidas

Lo que se encontraron los investigadores es que la mayoría de las personas emplea para sus contraseñas combinaciones de letras, números y símbolos adyacentes entre sí en el teclado, como “qwerty” y/o “123456”.

Expresiones de amor y odio

Otra práctica común que encontraron los investigadores fue la de utilizar expresiones de amor u odio como contraseñas, expresadas normalmente en una sola palabra: “teodio”, “te quiero”, etc.

Marcas, gustos y aficiones

Las marcas también son un recurso frecuente de la gente para hacer sus contraseñas, como “cocacola” o “mercedes”.

También otro nicho de contraseñas frecuentes detectadas por los investigadores hacen referencia a las películas, la música o los programas de televisión favoritos, como “starwars” o “nirvana”.

Mientras que los más forofos se inclinan por contraseñas referentes al equipo correspondiente, sobre todo relacionadas con el llamado deporte rey, el fútbol. Así, y por ejemplo, aparecen “barcelona” o “liverpool”.

Te interesa:


Cargando noticia...