Los jóvenes prefieren formación a estabilidad

El salario y la estabilidad, lo más valorado en un empleo

©BigStock

Actualizado 18 | 05 | 2016 15:54

El salario, la seguridad laboral a largo plazo y un buen ambiente de trabajo son los factores que más valoran los trabajadores a la hora de elegir una empresa en la que trabajar, según el informe ‘Employer Branding’ de Randstad, presentado este miércoles en rueda de prensa por su presidente ejecutivo en España, Rodrigo Martín.

En concreto, el 63% de las l0.500 personas encuestadas por Randstad para este estudio mencionan el salario, por tercer año consecutivo, como el factor más determinante para decidirse por un empleo, seguido de la seguridad laboral (56% de respuestas) y un ambiente de trabajo agradable (49%).

El ‘top 5’ de lo que más valoran los españoles en un empleo lo completan las perspectivas de futuro (47%) y la conciliación de la vida laboral y familiar (45%).

Sabiendo todo esto, la pregunta es si las grandes empresas españolas están preparadas para ofrecer a los trabajadores lo que quieren. La respuesta, según Martín, es que ahora mismo no se ven capaces de ofrecer ese salario y esa estabilidad que demandan los profesionales.

“Las grandes empresas han perdido capacidad para seducir a los mejores trabajadores, para atraer talento, y los trabajadores están apostando por otras compañías donde poder desarrollar su potencial. No perciben que una gran empresa sea mejor que una startup”, ha afirmado.

LOS JÓVENES PREFIEREN FORMACIÓN A ESTABILIDAD

El presidente de Randstad ha explicado que si los trabajadores siguen dando más importancia a las condiciones económicas y a la estabilidad que a otras necesidades relacionadas con la autorrealización es porque aún persisten factores de crisis e incertidumbre.

Mientras que hombres y mujeres prácticamente ya buscan lo mismo en un empleo, con algunas pequeñas diferencias relacionadas con la conciliación, el informe de Randstad pone de manifiesto la existencia de una brecha generacional: los jóvenes quieren formación y oportunidades internacionales y los mayores prefieren mejores salarios y estabilidad financiera.

“Esto anuncia un cambio en la manera de relacionarse con los jóvenes para el que las empresas deben estar preparadas”, ha subrayado Martín, que ha añadido que, teniendo prácticamente el mismo grado de compromiso hacia la empresa, los jóvenes piensan más en la movilidad que los trabajadores mayores.

STEM, LOS ÚNICOS QUE PUEDEN ELEGIR DÓNDE TRABAJAR

Según el informe, los servicios empresariales, los hoteles y la electrónica de consumo son los sectores más atractivos para trabajar, seguidos de aviación, medios de comunicación, gran consumo, sector farmacéutico, alimentación y bebidas, automoción y retail.

El presente y el futuro del empleo son los llamados ‘stem’ (científicos, ingenieros, matemáticos, expertos en tecnología), los únicos que a día de hoy pueden escoger en qué empresa trabajar y un tema al que España “llega tarde”, pues debe mejorar su atractivo para atraerlos y acabar con el desajuste formativo, según Martín.

“No es cierto que haya pocas plazas para formar este tipo de profesionales. Es más un tema personal. La iniciativa personal para formarse en este tipo de estudios es baja y, en algunos sectores, las empresas están compitiendo ya por atraer este tipo de profesionales para no limitar su crecimiento”, ha indicado.

Pero no es sólo una competencia entre empresas de un mismo país, ha advertido el presidente ejecutivo de Randstad en España, pues los perfiles ‘stem’ son los más demandados en todo el mundo. Martín cree que es bueno que se sepa dónde están los nichos de empleo para orientar la formación y los estudios hacia estos perfiles.