El gobierno presenta su plan de ayudas 2016 para pymes, autónomos y emprendedores

EuropaPress

©EuropaPress

Actualizado 18 | 01 | 2016 10:52

1. Subvenciones para financiar la inversión:

  • Subvenciones a fondo perdido:

Son las más atractivas pero también las más escasas y difíciles de conseguir. Destacan las que te ofrecen el programa de promoción del Empleo Autónomo y los programas de apoyo a la creación y modernización de empresas. Sin olvidar las que son específicas para mujeres emprendedoras, desarrollo rural o para sectores específicos.

Medida muy interesante para personas desempleadas interesadas en iniciar su propio negocio como autónomo o como socio trabajador de una cooperativa o una sociedad laboral, ya que permite cobrar en un solo pago hasta el 60% del importe pendiente de la prestación y el resto en cotizaciones a la seguridad social. En 2015 este límite se va a ampliar al 100% para toda la población, beneficio al que actualmente sólo pueden acogerse los jóvenes.

  • Financiación bonificada:

Cada vez se está extendiendo más esta modalidad, consistente en una bonificación de los tipos de interés. Además de las líneas que ofrece el Instituto de Crédito Oficial (ICO), puedes encontrar líneas específicas en el marco del programa de promoción del Empleo Autónomo y los programas de apoyo a la creación y modernización de empresas que puedan estar vigentes en cada Comunidad Autónoma.

Otras opciones a considerar son las líneas de financiación sin aval para proyectos innovadores y startups que ofrecen Enisa o algunas CCAA como Andalucía con sus fondos reembolsables, los microcréditos o las líneas de crédito para emprendedores y creación de empresas que ofrecen algunos bancos, en ocasiones en colaboración con sociedades de garantía recíproca, lo que facilita la obtención de los avales.

  • Ayudas sectoriales:

Bastantes Comunidades Autónomas disponen de programas de ayuda específicos para impulsar la competitividad de sectores como el comercio (Programa de ayudas al comercio minorista), el turismo, la agricultura o la artesanía. Si tu actividad pertenece a alguno de estos sectores debes contactar con la Consejería encargada en tu Comunidad Autónoma y averiguar los programas disponibles.

  • Ayudas a la economía social:

La creación de empresas de economía social (cooperativas y sociedades laborales) es promovida por todas las Comunidades Autónomas, que cuentan con programas específicos que suelen combinar ayudas a la inversión con ayudas por la creación de puestos de trabajoy subvenciones financieras.

  • Ayudas al autoempleo femenino:

Algunas Comunidades Autónomas (Andalucía), han ofrecido en distintos momentos  programas de ayuda a mujeres emprendedoras y empresarias que incluyen ayudas a fondo perdido del 50% de la inversión con un tope variable entre 6.000 y 12.000 euros. Estos programas están gestionados por los respectivos Institutos de la Mujer.

  • Ayudas al desarrollo rural:

Aunque desde 2014 está pendiente la ejecución de un nuevo marco plurianual de ayudas a nivel europeo, si quieres empezar un negocio en el ámbito rural debes dirigirte al grupo de desarrollo rural de tu comarca y preguntar por posibles prórrogas o ampliaciones de  ayudas al desarrollo rural de los fondos Leader y Proder, que pueden ser muy interesantes, llegando a alcanzar en algunos casos hasta el 40% o el 50% de la inversión a fondo perdido. La red española de de Desarrollo Rural te ayuda a identificar si existe un grupo de desarrollo rural en tu zona

  • Incentivos Regionales:

Programa de ámbito nacional del Ministerio de Economía y Hacienda para proyectos de inversión superiores a 600.000 euros en las Comunidades Autónomas y territorios menos desarrollados. Tiene una tramitación larga y compleja, en la web del Ministerio puedes consultar el mapa con los límites de intensidad de las ayudas para tu Comunidad Autónoma y obtener los datos de contacto del organismo encargado de su gestión en cada una de ellas.

2. Ayudas y subvenciones a la creación de empleo y el autoempleo

  • Bonificaciones en la cotización de autónomos:

La bonificación estrella es sin duda la tarifa plana de 50 euros, aunque existen bonificaciones para jóvenes de hasta 30 años, mujeres de hasta 35 años, autónomos colaboradores, personas discapacitadas y otros casos especiales.

  • Bonificaciones a la contratación de trabajadores:

Aunque en los últimos años se han eliminado bastantes bonificaciones de este tipo, existen todavía algunas bonificaciones en las cuotas empresariales ligadas a la contratación indefinida de diversos perfiles de trabajadores y a determinados modalidades contractuales.

Además desde 2013 está disponible un interesante paquete de bonificaciones para la contratación de jóvenes.

  • Ayudas a la contratación:

Algunas Comunidades Autónomas (Madrid, Galicia, Andalucía, Comunitat Valenciana …) ofrecen u han ofrecido ayudas complementarias para la primera contratación indefinida de un trabajador que efectúe un autónomo, que suelen oscilar entre 2.000 y 5.000 €. También algunas ofrecen ayudas complementarias para la contratación de personas con especiales dificultades de acceso al mercado laboral. Estas ayudas están gestionadas por los respectivos servicios regionales de empleo.

  • Ayudas a iniciativas locales de empleo (proyectos I+E o similares):

Es un programa de ayudas de ámbito nacional que cada Comunidad Autónoma ha desarrollado de forma específica. Consiste en ayudas a proyectos empresariales de actividades emergentes que generen empleo y se encuentren respaldados por una administración o corporación pública local. Ofrece cinco tipos de ayudas: por incorporación de socios en cooperativas y sociedades laborales, por contratación de desempleados, apoyo a la función gerencial, contratación de expertos cualificados y ayuda financiera.

Etiquetas