No obstante, se espera que España negocie con Bruselas contar con 1 año más para alcanzar los objetivos de déficit público

El FMI no espera que España cumpla sus objetivos de déficit en los próximos años

Actualizado 13 | 04 | 2016 11:24

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no contempla que España pueda cumplir los actuales objetivos de déficit pactados con la Comisión Europea, ya que prevé que el desequilibrio negativo de las cuentas públicas se sitúe este año en el 3,38% y en el 2,48% en 2017, frente al 2,8% y el 1,7%, respectivamente, de las metas acordadas con Bruselas, según las nuevas proyecciones de la institución internacional.

No obstante, estas previsiones podrían haber quedado obsoletas antes incluso de su publicación, puesto que los cálculos del FMI apuntaban a un déficit del 4,54% en 2015, cuando el dato final ofrecido por el Gobierno español ha sido del 5%, sin tener en cuenta las ayudas al sector financiero, mientras que la cifra absoluta fue del 5,08% del PIB.

Los pronósticos del FMI para los años siguientes auguran un déficit presupuestario del 2% del PIB en 2018, frente al objetivo previsto para entonces del -0,3%, mientras que en 2019 el desequilibrio sería del -1,53%, del -1,37% en 2020 y del -1,13% en 2021.

No obstante, se espera que España negocie con Bruselas contar con un año más para alcanzar los objetivos de déficit público, después del incumplimiento de 2015.

DESACELERACIÓN DEL CRECIMIENTO

En cuanto a la evolución de la economía, las proyecciones del FMI, que por primera vez desde 2013 ha revisado a la baja sus pronósticos para España, apuntan a una progresiva desaceleración del crecimiento del PIB, que en 2016 aumentará un 2,64% y un 2,25% en 2017, mientras que en 2018 el crecimiento pasará a ser del 1,97% y del 1,85% un año después, moderándose al 1,77% en 2020 y al 1,58% en 2021.

Esta desaceleración del crecimiento se traducirá en una cada vez más lenta reducción de la tasa de paro, que cerrará 2016 en el 19,7% y bajará al 18,3% en 2017, años en los que se crearán 440.000 y 320.000 empleos respectivamente, lo que elevará a 18,62 millones la cifra de ocupados en España en 2017, por debajo aún de los 20,58 millones de 2007.

En los siguientes años, el FMI espera que la tasa de paro baje 17,2% en 2019 y al 16,4% un año después, mientras que en 2020 se situaría en el 15,8% y en el 15,7% en 2021. En 2008, la tasa de paro de España fue del 11,2%.