El crédito al consumo se ha convertido en un instrumento económico de máxima importancia por su papel acelerador

El crédito al consumo crece un 12,93% en 2015 y afronta un 2016 cargado de “oportunidades e incertidumbres”

BigStock

©BigStock

Actualizado 16 | 03 | 2016 14:26

El crédito al consumo consolidó su recuperación en 2015 y cerró el ejercicio con un incremento del 12,93%, hasta los 23.616,6 millones de euros, gracias a la mejora de la renta disponible de los hogares españoles y del desapalancamiento de las familias a lo largo de los años de la crisis.

Sin embargo, el sector ha de mostrarse “prudente” por la “fragilidad” de la recuperación “ante las amenazas que se perciben en el panorama económico”, según ha advertido el presidente de Asnef, Óscar Cremer. “2016 se nos presenta como un año plagado de oportunidades e incertidumbres”, ha añadido.

Del total de la nueva inversión de las operaciones de crédito al consumo de bienes duraderos, 8.490,9 millones de euros correspondieron al sector de automoción, que creció un 25,96% respecto al año anterior, mientras que 15.125,7 millones de euros se dirigieron al sector de consumo, un 6,73% más.

“El crédito al consumo se ha convertido en un instrumento económico de máxima importancia por su papel acelerador de la demanda en los ciclos de recuperación económica y de sostén de ésta en los periodos de crisis”, ha indicado Cremer.

El pasado ejercicio también trajo consigo una reducción de la morosidad, que pasó al 5,07% en el sector de la automoción, frente al 7,77% de 2014, y al 7,83% en el sector de consumo, frente al 8,52% de 2014.

SECTORES

Dentro del sector de automoción, se concedieron 6.789 millones para turismos nuevos (+25,67%), 1.488,1 millones para turismos usados (26,53%), 44,7 millones para vehículos industriales (42,29%) y 168,3 millones para otros vehículos (+28,98%).

Cremer ha señalado que el aumento de la financiación en automoción se ha visto favorecida por los planes PIVE que desde su implantación “han contribuido a mejorar la cifra de ventas de automóviles año tras año.

En cuanto al sector consumo, 10.238,8 millones recayeron en tarjetas de crédito (+1,82%), 3.995,2 millones a bienes de consumo (+12,71%) y 891,7 millones de euros a préstamos personales (+56,07%).

CONTRATOS E INVERSIÓN VIVA

Según los datos de Asnef, en 2015 se cerraron 8,4 millones de contratos, de los que 688.694 fueron del sector de la automoción (+22,57%), con un importe medio de 12.330 euros, y 7,7 millones del sector consumo (+20,8%), con un importe medio de 1.950 euros.

Madrid, Andalucía y Cataluña fueron las comunidades autónomas que más inversión nueva recibieron el pasado ejercicio, frente a Melilla y Ceuta, a la cola del ranking.

Por otra parte, la inversión viva alcanzó los 26.187,7 millones de euros en 2015, lo que supone un 15,04% más que el año anterior, debido a la mejoría de la situación económica, así como a la mayor oferta de crédito por parte de las entidades por menos tensiones financieras.

Del total de la inversión viva, 15.965,8 millones correspondieron a la financiación de automoción (+15,51%) y 10.222,1 millones a la financiación al consumo (+14,31%).