Los préstamos podrán destinarse a financiar nuevos proyectos de inversión y/o necesidades de capital circulante

El BEI y el ICO destinarán 200 millones a financiar a pymes y autónomos del sector agroalimentario

BigStock

©BigStock

Actualizado 03 | 05 | 2016 17:25

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) han suscrito un préstamo de 100 millones de euros destinado a financiar a los autónomos y pymes del sector agroalimentario, a los que se suman otros 100 millones de euros adicionales que aportará el ICO, por lo que el volumen global de financiación será de 200 millones.

Con el préstamo firmado son cuatro los acuerdos suscritos entre el BEI y el ICO para dinamizar el sector agroalimentario. Desde 2013 se han puesto 2.000 millones de euros a disposición de este sector que se han utilizado casi en su totalidad y han permitido financiar a más de 20.000 operaciones.

El vicepresidente del BEI, Román Escolano, ha destacado que se trata del cuarto préstamo específico para la financiación de proyectos del sector agrario que se firma con el ICO, y pone de manifiesto “el apoyo y la importancia de este sector para el BEI”.

Por su parte, la presidenta del ICO, Emma Navarro, ha puesto de manifiesto que “con el acuerdo suscrito el ICO se consolida como referente en la financiación de las empresas, poniendo a su disposición los recursos que estas soliciten y apoyando a un amplio abanico de sectores en nuestro país, como es en este caso el sector agroalimentario”.

Los préstamos podrán destinarse a financiar nuevos proyectos de inversión y/o necesidades de capital circulante. Podrán acceder a estas líneas de financiación pequeñas y medianas empresas, incluyendo autónomos y cooperativas, de diferentes áreas del sector agrario y agroalimentario, como es el caso de explotaciones agrarias, ganadería, silvicultura, pesca, industria agroalimentaria, así como comercio al por mayor alimentario.

Los fondos se canalizarán a través de las entidades financieras con las que el ICO tiene suscritos acuerdos para la distribución de las líneas de mediación, con el fin de garantizar así que la financiación llegue a todas las empresas españolas.