En los próximos meses "tornará a positivo y a finales de año sería ligeramente positivo

Economía prevé un IPC “ligeramente positivo” a final de año y dice que la moderación de precios es “positiva”

©Europa Press

Actualizado 13 | 05 | 2016 12:08

El secretario de Estado de Economía en funciones, Íñigo Fernández de Mesa, ha augurado este viernes que el Índice de Precios de Consumo (IPC) será “ligeramente positivo” a finales de año, si bien ha destacado que la moderación de precios actual redunda “positivamente” en la “buena marcha” de la economía, la capacidad adquisitiva y mejora la competitividad del sector exterior.

En rueda de prensa para valorar los datos, Fernández de Mesa ha explicado que la tasa del -1,1% del IPC en abril, por cuarto mes consecutivo en terreno negativo, se debe al efecto calendario, ya que la Semana Santa cayó el año pasado en abril, lo que ha tenido su impacto en los precios de los viajes organizados (-10,6%), así como por la mayor caída de los precios de la electricidad (-18% interanual).

Fernández de Mesa ha subrayado que el precio de los carburantes se ha moderado un punto frente a marzo, por lo que su impacto en el IPC ha sido positivo, al tiempo que la inflación subyacente mantiene una brecha positiva de 1,8 puntos, lo que es “un buen reflejo del buen comportamiento de la demanda interna en los últimos trimestres”.

Asimismo, ha destacado que el diferencial de inflación a favor de España respecto a la zona euro se mantiene en un punto, una evolución “positiva para la competitividad-precio de los bienes y servicios”. “La moderación de precios redunda positivamente en la buena marcha de la economía, incrementa la capacidad adquisitiva de los hogares y mejora la competitividad de nuestro sector exterior”, ha remarcado.

En este sentido, ha insistido en que son los precios de los productos más volátiles los que han tenido mayor influencia, y ha apuntado que lo importante es “mirar las trayectorias y tener una visión en su conjunto”. Por el momento, ha reiterado, una baja inflación es “sano desde el punto de vista de que la economía española crece fuerte, con bastante intensidad, y la demanda intensidad se comporta de manera muy dinámica”.

En cualquier caso, ha pronosticado que en los próximos meses “tornará a positivo y a finales de año sería ligeramente positivo”, así como la inflación subyacente, que prevé que tenga una evolución “más o menos estable, positiva”.

El secretario de Estado de Economía en funciones ha precisado que la vuelta al terreno positivo de los precios dependerá en gran medida de la evolución de los componentes más volátiles, que siempre son “complicados de prever”, si bien, en base a la evolución del petróleo “después de verano, a final de año, volverá a positivo, en línea con lo que prevén la mayoría de analistas”.

 

Etiquetas EspañaIPCPrecios