Cómo gestionar los gastos de combustible

5 consejos para controlar los gastos de combustible de tu flota sin naufragar en el intento

controlar-gastos-combustible-flota

©BigStock

Actualizado 06 | 03 | 2019 07:00

Gastos combustible

Aunque la subida del impuesto al diésel por parte del Gobierno, ha quedado en el limbo, muchas son las empresas que miran con preocupación su cuenta de resultados. Y es que el gasto de combustible es uno de los más voluminosos para las empresas con flota de transporte.

Los altos precios de los carburantes son motivo de preocupación para muchas compañías y por eso, identificamos, de la mano de Edenred, las 5 medidas a seguir para mantener a raya los gastos de combustible de una forma sencilla y rápida.

Instala un sistema de localización y gestión de la flota

Con el software adecuado y un servicio GPS integrado podrás conocer el aprovechamiento que se hace de cada vehículo, su consumo o los usos no autorizados. De tal forma que puedas identificar rápidamente los puntos de mejora.

Utiliza tarjetas de combustible

Las tarjetas de combustible son una forma sencilla de llevar un riguroso control del gasto además de ahorrar tiempo y dinero.

Además, tus empleados ya no tendrán que adelantar efectivo para abonar los gastos de combustible, ni tendrán que recopilar todos los tickets cada vez que reposten ya que todos los gastos se recogen en una única factura, lo que facilitará después la solicitud de la deducción del IVA del carburante.

Planea con antelación todas las rutas

Es tan importante saber a dónde ir como saber por dónde ir. Conocer las rutas más cortas y menos congestionadas no sólo permite ahorrar tiempo, sino que además reduce el gasto de combustible y aminora el desgaste que sufren los vehículos ya que están menos tiempo en funcionamiento.

Además, tus operarios trabajarán más a gusto sin tener que padecer el estrés de los temidos atascos y tus clientes recibirán antes sus mercancías, lo que repercutirá positivamente en la imagen de la empresa.

Mantén tu flota a punto

Dicen que es mejor prevenir que curar y en este caso es cierto. Tener una política de mantenimientos y revisiones adecuada te permitirá evitar costosas averías y programar las revisiones de la flota cuando a la empresa le venga bien, de tal forma que no coincidan con alguna entrega importante.

Y recuerda que nada dura eternamente

Ten en cuenta la vida útil de tus vehículos para presupuestar con antelación su sustitución y evitar que caigan en una espiral sin sentido de costosas reparaciones.

Te interesa: