Jaume Roura | Presidente de Faconauto

Consolidando el sector

Actualizado 04 | 07 | 2016 13:38

Se consolida el mercado de automoción

Este primer semestre del año ha significado la confirmación dela consolidación de nuestro sector. Las ventas han seguido aumentado a un ritmo de dos dígitos, gracias a que el PIVE no ha dejado de hacer aflorar compradores que han podido achatarrar su viejo coche y adquirir otro eficiente en muy buenas condiciones.

Me gustaría recordar que el PIVE está siendo clave para la renovación del parque automovilístico nacional y que, en lo económico, ha tenido un efecto de “enganche” en la recuperación del comercio y el consumo, con una clara implicación positiva sobre la recaudación de impuestos por parte de las diferentes Administraciones Públicas.

Con todo, el semestre no ha sido sencillo. Hemos visto con preocupación cómo se desarrollaban los acontecimientos en la esfera política, por eso en nuestro XXV Congreso, que celebramos el pasado mes de marzo, ya dijimos que nos preocupa la situación política y económica de España y que la automoción no puede perder lo conseguido en los últimos años. Entonces (y ahora) reclamamos estabilidad para que la sociedad prospere y recupere los niveles de renta per cápita que le corresponden. Los concesionarios estamos implicados y comprometidos para conseguirlo.

El hecho de no tener un Gobierno tiene otras derivas, ya que, por ejemplo,supone que se está perdiendo tiempo para abordar el acuciante problema del envejecimiento del parque automovilístico nacional, cuya edad media se acerca a los 12 años. Además, en 2017, el 62% de los coches en circulación tendrán ya más de 10 años de edad.

Desde Faconauto, consideramos clave la puesta en marcha de un Plan Estructural, para retirar los coches antiguos, menos seguros y más contaminantes, de la circulación. Es necesario paliar un problema, el del envejecimiento del parque, que se va a hacer aún mayor en los próximos años.

Pese a la inestabilidad política y a cierta incertidumbre económica derivada, las familias parecen haber tenido en este arranque del año la suficiente confianza como para no retrasar el cambio de su vehículo. Con estos datos, mantenemos nuestra proyección para el final del ejercicio, que situaría las matriculaciones ligeramente por encima de 1,1 millones de unidades, de las que un 55% aproximadamente corresponderán al canal de particulares.

En cualquier caso, seguimos cautelosos de cara a la segunda mitad del año, y esperamos que el contexto se aclare y no impacte negativamente en la certidumbre de los consumidores. Como ya he dicho, la recuperación del sector es un hecho y no se puede poner en peligro. Además, ésta está siendo muy lenta y, si todo va bien, no será hasta el año que viene que nos acercaremos a un ritmo de matriculaciones lógico para un país como España, superando, esperamos, 1,2 millones de coches vendidos.

El gran caballo de batalla para los concesionarios es, en cualquier caso, la rentabilidad. En el primer trimestre del año, ésta ha rozado sólo el 1% sobre facturación, por lo que seguimos en la dinámica del año pasado, es decir, con resultados a todas luces insuficientes para justificar los riesgos que corremos y la responsabilidad que soportamos.