¡Ánimo, no eres ni el primero ni el último que atraviesa una crisis financiera!

5 consejos para superar una crisis financiera

consejos-superar-crisis-financiera

©BigStock

Actualizado 10 | 08 | 2018 07:00

El miedo a ser golpeado por una situación que pueda cambiar tu situación financiera, como perder tu trabajo, el empobrecimiento o una emergencia médica repentina, puede ser una pesadilla para cualquiera.

Tales eventos requieren que hagas cambios importantes en tu vida, por lo que el período de revitalización es increíblemente estresante.

Generalmente es el resultado de muchas preocupaciones triviales y constantes que se acumulan en un gran punto de quiebre. De repente todo se apresura, construyendo una gran ola de ansiedad, miedo y estrés.

Sin embargo, tu crisis financiera puede remediarse al recuperar el autocontrol y tomar medidas sólidas.

Cuanto menos te preocupes por lidiar con problemas financieros, más podrás disfrutar de la vida. Puedes considerar tus circunstancias como únicas, pero la verdad es que muchas personas alrededor del mundo han caminado por este sendero antes de ti.

El camino hacia la reactivación financiera está mal, pero los pasos para regresar a la normalidad después del desastre financiero están bien probados.

Así que comencemos con algunos consejos útiles que te ayudarán a motivarte con el fin de que tomes el control de tus finanzas:

  1. Identifica los problemas

El primer paso para identificar la crisis financiera es identificar el problema principal que está causando dificultades. Los problemas financieros generalmente son una indicación de un problema mayor para encontrar soluciones a largo plazo.

La idea detrás de descubrir un problema específico es encontrar una solución permanente. Así que en lugar de insistir en tu estrés, concéntrate en resolver el problema que está causando tus problemas financieros.

  1. Crea tu presupuesto

Una de las mejores formas de lidiar con tu problema financiero es crear un presupuesto. Un presupuesto es un plan de gastos semanal, mensual o anual para tu dinero. Este guía tus decisiones de gastos en cosas importantes para ti.

A medida que creas tu presupuesto, es importante hacer un seguimiento de tus gastos durante al menos un par de semanas (lo mejor es un mes) para ver objetivamente dónde y cuánto gastas.

Una vez que puedas obtener números realistas de tu presupuesto, puedes revisarlo de manera crítica y buscar áreas donde puedas ahorrar: gastar menos en entretenimiento o pasatiempos, llevar el almuerzo de tu casa al trabajo, en lugar de comprarlo, son cosas que no te hacen miserable ni restringen tu presupuesto.

Simplemente te harán conseguir cosas más grandes con menos estrés, como pagar tu hipoteca.

  1. Establece prioridades financieras

Determinar tus prioridades financieras es esencial para superar cualquier crisis financiera. Estas prioridades te ayudan a tomar decisiones financiera difíciles, como pagar la factura de tu tarjeta de crédito, pagar la hipoteca o ahorrar para la reparación de la casa de tu familia.

Establecer prioridades te ayudará a resolver tus problemas de dinero y caminar por el sendero correcto. Tus problemas financieros deben incluir buscar nuevas formas de generar ingresos, como un segundo empleo, reducir el tamaño de tu casa o incluso usar activos que tengas.

  1. Aborda el problema

Para la mayoría de las personas, los problemas financieros se pueden resolver reduciendo los gastos y aumentando los ingresos, o una combinación de ambos, pero puede que no sea la opción ideal para todos.

Para los humanos, cambiar el estilo de vida es tarea más difícil, pero dada la situación de la crisis monetaria, nos vemos obligados a hacer cambios.

Entonces, para enfrentarlo, toma pequeños pasos para lograr tus objetivos, porque los grandes cambios son siempre mucho más difíciles.

Destina todo el dinero extra hacia una deuda para pagarla más rápido, de esta manera podrás pagar las deudas antes de lo esperado.

  1. Desarrolla un plan y sigue el progreso

Una vez que tengas ideas para enfrentar tus dificultades financieras, elabora un plan realista para lograr tus objetivos financieros con un cronograma de semanas, meses o años y realiza un seguimiento continuo de tu progreso.

Por ejemplo, si tu objetivo es pagar una deuda de X cantidad, haz un plan y crea un cronograma con la cantidad de dinero que pagarás cada mes para que puedaslograrlo dentro del marco de tiempo deseado.

Una vez que estés en camino de lograrlo, tómate unos minutos para revisar el progreso. Evalúa tu plan, ve si está avanzando hacia tus objetivos y mantente abierto a la posibilidad de ajustar el plan.

Los desafíos financieros inesperados son como huéspedes no invitados y pueden atacar en los momentos más desafortunados. La clave para superarlos es ser flexible. Crea, revisa tu presupuesto y realiza los cambios necesarios.

¡Ánimo, no eres ni el primero ni el último que atraviesa una crisis financiera!