Disponer de una buena base de datos de empresas es básico para cualquier empresa

Consejos para mantener y actualizar una base de datos de empresas

consejos-mantener-actualizar-base-datos-empresas

©BigStock

Actualizado 17 | 03 | 2017 09:32

Una base de datos de empresas es una potente herramienta al servicio de diferentes objetivos empresariales: Mantener un histórico de la relación con tus clientes actuales y pasados, ejecutar una campaña de marketing, categorizar tus contactos, establecer los objetivos comerciales, conocer y monitorizar a tu competencia, obtener datos de desempeño, etc.

Para que cualquiera de estas funcionalidades, o todas ellas, cumplan con su labor y contribuyan al éxito de tu negocio, es necesario que esa herramienta esté perfectamente engrasada y a pleno rendimiento de manera continuada.

Por esta razón, disponer de una base de datos de empresas actualizada y con información fiable es básico para poder optimizar los procesos en los que se ve involucrada y garantizar la consecución de los objetivos marcados por la dirección. Y es que si hace unos años un anuncio de neumáticos -estrella del fútbol del momento mediante- se hizo famoso por el lema “La potencia sin control no sirve de nada”, aplicando esta premisa a las bases de datos podríamos concluir, y sin miedo a equivocarnos, que “las bases de datos, sin información de calidad y si no son actualizadas y tratadas correctamente, no sirven de nada”.

Cómo conseguir que tu base de datos de empresas sea efectiva

Como hemos podido comprobar más arriba, disponer de una buena base de datos de empresas es básico, pues se trata de un recurso transversal que afecta a varios objetivos de la compañía y, por lo tanto, su uso involucra a varios departamentos dentro de una organización.

Una vez que somos completamente conscientes de su importancia, debemos saber dónde conseguir una buena base de datos de empresas. Servicios electrónicos como los de eInforma disponen de una amplia variedad de ellas, en función de las necesidades y los objetivos. Algunos ejemplos:

  • Listados de marketing: Cuentan con más de 50 criterios de segmentación y permiten evaluar, identificar y cuantificar mercados por segmento. Además, uno de los filtros es el de aquellas empresas con una elevada probabilidad de impago.
  • Microbases de datos de empresas: Recogen las 500 empresas principales de una provincia o localidad, para impactar en quien realmente puedes ofrecer tus servicios.
  • Bases de datos de ejecutivos: Datos de contacto actualizados de más de 3,9 millones de ejecutivos y administradores para dirigir campañas de email marketing y telemarketing.
  • Marketing internacional: Los mejores prospectos para plantear y ejecutar una campaña de marketing internacional. Incluye los datos de más de 270 millones de empresas en todo el mundo.
  • Empresas de nueva creación: Últimas entidades creadas en España.
  • Bases de datos de email marketing:Bases de datos cualificadas sobre las que impactar, con la seguridad de cumplir la legalidad.

Una vez que tengas tu base de datos de empresas, es normal que quieras adaptarla a tu negocio y a tus clientes y que la mantengas actualizada, pero este proceso requiere de una gran rigurosidad para que esta siga siendo útil. Algunos consejos:

Define los campos obligatorios para tu negocio: Si para entregar tus productos necesitas coordinar la logística, un campo que no debe faltar es la dirección del cliente. En cambio, si eres una empresa que ofrece un servicio online, este campo no será prioritario para el desarrollo de tu negocio. Por eso, es fundamental definir qué campos son obligatorios siempre que introduzcas un nuevo cliente para que puedas estandarizar el proceso y ejecutar acciones comerciales filtrando por los campos que decidas. De este modo te aseguras que siempre contendrán la información necesaria.

Categoriza y jerarquiza tus contactos: Porque no todos tus clientes son iguales, o incluso no todos los registros de tu base de datos de empresas son clientes actualmente. Por esto, establece categorías y ubica a tus contactos en alguna de ellas. Si por ejemplo quieres presentar tus productos, no tiene sentido que lo hagas ante clientes actuales que ya lo conocen, sino ante potenciales clientes. De este modo, evitarás sobre impactar en los registros.

Establece una adecuada segmentación: Por sector, por localidad, por tamaño, por provincia, por actividad… Solo con una segmentación pormenorizada las campañas comerciales podrán tener el impacto deseado.

Protege los datos: Siempre que manejes datos, debes cumplir las normas y protegerlo. El Reglamento europeo de Protección de Datos (RGPD) entró en vigor el 25 de mayo de 2016 y será de obligatorio cumplimiento para todas las empresas el 25 de mayo de 2018. Anticípate.