Las retribuciones en especie se valoran por su valor normal de mercado

¿Cómo se valora la retribución en especie?

©BigStock

Actualizado 15 | 06 | 2017 12:39

La retribución en especie es una manera muy utilizada de abonar al trabajador una parte del salario. Se entiende como retribución en especie el uso de bienes o servicios de la empresa para fines particulares, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado.

Ejemplos bien conocidos serían el uso de vivienda o de vehículo propiedad de la empresa. La retribución en especie puede detraerse del salario (es decir, descontarse de lo que el trabajador cobra) o bien ser a mayores sobre lo que se cobra.

¿Cómo se valoran las retribuciones en especie?

Las retribuciones en especie se valoran por su valor normal de mercado. A ese importe se le añade el correspondiente ingreso a cuenta, salvo que su importe se hubiese repercutido a trabajador que las percibe. No obstante, existen ciertas normas para determinar la cifra que debe aparecer en nómina cuando se perciben determinadas retribuciones:

1- Uso de vivienda. Cuando la empresa pone una vivienda de su propiedad a disposición del trabajador, es necesario imputar un ingreso que debe declararse en el IRPF. Ese ingreso será el 10% del valor catastral del inmueble o el 5% si ese valor estuviera revisado. La valoración no podrá superar el 10% de las restantes contraprestaciones. Si el empleador arrienda una vivienda para el uso de sus trabajadores, la retribución en especie se corresponderá con el importe del alquiler.

2.- Entrega o utilización de vehículos. Cuando la empresa pone un vehículo a disposición del trabajador, habrá que imputar en su nómina un porcentaje equivalente al 20% del coste de adquisición anual. Si la empresa entrega el vehículo al trabajador, éste se convierte en su propietario. En este caso la retribución se valora por el coste de adquisición del bien, incluidos los gastos y tributos.

3.- Préstamos a tipo inferior del legal. Cuando la empresa concede un préstamo al trabajador a un tipo de interés inferior al legal, la diferencia entre ambos tipos computa como una retribución en especie para el trabajador.

4.- Aportaciones a planes de pensiones. Se valoran por el importe de las aportaciones.

Las retribuciones en especie figuran en el certificado de retenciones y en los datos fiscales, para incluir en la Declaración de la Renta.