Ana Lamas | Presidenta de WomenCEO

Cinco años por la igualdad laboral de la mujer

Actualizado 05 | 10 | 2016 12:55

Igualdad laboral de la mujer

Aún estamos muy lejos de conseguir la equidad entre mujeres y hombres en la alta dirección de las empresas en España. La presencia de mujeres en las cúpulas directivas españolas es de tan sólo un 26%, porcentaje que iguala la media europea, pero que es superado en varios países de nuestro entorno como Francia, Suecia o Polonia.

Hace cinco años, un grupo de mujeres empresarias y altas directivas de diferentes áreas profesionales decidimos crear una asociación sin ánimo de lucro, que luchara por potenciar el acceso de las mujeres a las altas direcciones y administraciones de las empresas. Y así nació WomanCEO. Actualmente, la organización cuenta con más de 170 colaboradoras y poco a poco nos vamos extendiendo hacia otras partes del mundo. Recientemente se han abierto sedes en Perú y México.

Es de vital importancia que se vayan consiguiendo avances en este ámbito debido a que aún queda mucho por recorrer. Más de un tercio de las empresas españolas con más de 100 empleados no cuentan con ninguna mujer en su cúpula directiva. Una de las medidas más básicas que pretende conseguir la disminución de este porcentaje es el establecimiento de unas cuotas femeninas en los consejos de administración. Sin embargo, el 63% de las empresas españolas se niega a ello y tan sólo el 5% de las que lo aplican tienen planteamientos de aumentar el mínimo impuesto.

La desigual presencia de ambos sexos en los altos cargos se debe a diferentes factores. Las mujeres continúan teniendo que hacer frente a varias barreras nada fáciles de sortear como la conciliación de la vida laboral con la familiar, las políticas de promoción interna de las empresas y las barreras culturales que siguen imperando en nuestra sociedad. De estos factores, el primero y el último son los que más peso tienen en nuestro país. Un estudio de la consultora GrantThornton revelaba que un 42% directivas españolas afirma que el cuidado de los hijos ha frenado su carrera profesional. En mi opinión, este dato requiere especial atención debido a que en Europa sólo el 29% de las mujeres empresarias comparte este pensamiento. Respecto a las barreras culturales, el 40% de las directivas españolas (frente a un 25% a nivel europeo) opina que los prejuicios de género obstaculizan el ascenso empresarial en España.

Nosotras contamos con varias líneas estratégicas con las que pretendemos avanzar en estos ámbitos. Recientemente, hemos creado WomanCEO Young cuya finalidad es preparar a las nuevas generaciones de trabajadoras, que actualmente ocupan rangos intermedios o que están iniciando su trayectoria profesional.  Estoy convencida que WomenCEO Young va a crecer más rápidamente que la asociación matriz, pues estamos viendo el empuje y las ganas por cambiar las cosas de nuestras jóvenes.

No obstante, pienso que la solución al problema no puede partir únicamente de asociaciones de iniciativa privada como WomenCEO. Desde las administraciones públicas se deben promover políticas de igualdad en el ámbito laboral. Las empresas deben desarrollar planes internos equitativos. La sociedad debe sensibilizarse con el problema. Y las propias mujeres deben salir de los estereotipos de género formándose y desarrollándose profesionalmente en sectores que se han considerado tradicionalmente masculinos. Sólo con el trabajo conjunto de todas las partes podemos llegar a conseguir una situación de igualdad entre hombres y mujeres en la alta dirección española.