CEOE anima a las empresas a aprovechar los beneficios de la digitalización para mejorar la inclusión laboral de personas con discapacidad

ceoe-anima-empresas-aprovechar-beneficios-digitalizacion-mejorar-inclusion-laboral-personas-discapacidad

©CEOE

Actualizado 12 | 01 | 2018 14:20

El presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE, Julio Linares, se mostró este jueves a favor de “sensibilizar” a las empresas para aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías a la hora de mejorar la inclusión laboral de las personas con discapacidad, “que todavía hoy se enfrentan a ciertas barreras de accesibilidad”.

Linares hizo estas declaraciones durante su intervención en el Desayuno Por Talento ‘Presentación del Plan Digital 2020 CEOE’, organizado por Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la inclusión laboral y la formación de personas con discapacidad.

El Desayuno Por Talento, celebrado en el Hotel ILUNION Suites Madrid, contó también con la participación del vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán; la directora general y secretaria general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, y el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, encargado de moderar el encuentro.

Linares señaló que uno de los capítulos del Plan Digital 2020 de CEOE está dedicado a eliminar todo tipo de brechas digitales, especialmente las que tienen que ver con las personas con discapacidad. “Cuando nos enfrentamos a las nuevas tecnologías, tenemos todos la obligación de tratar de sacar todo el beneficio de ellas para este colectivo”, indicó.

Julio-Linares-Desayuno-Por-Talento

“Las tecnologías digitales aportan muchísimas oportunidades para vencer alguna de las barreras que existían en este colectivo, pero también es cierto que la aparición de una nueva tecnología puede traer con ella algún tipo de nueva barrera”, apuntó.

Por este motivo, insistió en la importancia de “ser muy sensibles para eliminar lo antes posible esa barrera, hacer un esfuerzo y ser responsables para concienciar y sensibilizar a todo el mundo de que la accesibilidad es un tema prioritario”.

En este contexto, desde CEOE proponen para la inclusión digital hacer un observatorio de brecha digital en el que se puedan identificar todo tipo de brechas, medirlas y poner objetivos para su eliminación o corrección, además de elaborar un catálogo de cursos de formación para tratar de ayudar a los colectivos más vulnerables y conseguir el cumplimiento de la normativa de accesibilidad, especialmente en las nuevas tecnologías.

DIGITALIZACIÓN: NUEVA REVOLUCIÓN

“Estamos en una nueva revolución. La humanidad ha pasado por dos grandes revoluciones, la agrícola y la industrial, y ahora vivimos otro momento histórico”, dijo Linares, para quien las nuevas tecnologías digitales “se pueden utilizar en cualquier lugar y van a tener el mismo impacto que tuvo en su día la máquina de vapor o la electricidad”. “La digitalización nos afecta a todos, tanto de forma individual como colectiva. Seremos digitales o no seremos”, aseguró.

Según Linares, el Plan Digital 2020 “busca influir de manera interna en CEOE para concienciar a todos sus miembros, sociedades y compañías de que es imprescindible abordar la digitalización, y de manera externa para influir en el Gobierno, partidos políticos, sindicatos, etc., “porque la digitalización no está teniendo la atención y la prioridad que merece en la agenda política”.

En su opinión, es responsabilidad de la sociedad civil poner de manifiesto la importancia de la digitalización. A su juicio, ésta tiene un impacto directo “en todo”, sobre la competitividad, el conocimiento, la calidad del empleo, la capacidad de sostener los servicios sociales o la existencia de desigualdades o igualdades. “Por ello hay que darle la atención que merece”, zanjó.

REDUCIR LAS BRECHAS SOCIALES

En esta línea, Alberto Durán señaló que las nuevas tecnologías y la revolución digital “pueden servir para crear empleo, reducir las brechas sociales y mejorar la calidad de vida, siempre que se haga con cabeza y con unos objetivos claros”.

Durante su intervención, afirmó que la incorporación de las personas con discapacidad al mercado de trabajo “está haciendo que nos demos cuenta de que hay cosas que arreglar”. “Este colectivo tiene una dificultad añadida y es que existen todavía barreras para acceder a la información. Por ellos tenemos que ser especialmente activos para tratar de solucionarlo”, comentó Durán.

En este sentido, Durán aseguró que “el mercado laboral va a cambiar”, al tiempo que explicó que, “en unos años, 700 profesiones no existirán y el 47% de los empleos se ocupará por robots”.  “Esto representa una oportunidad, pero hay que invertir y aprovechar el talento que la población tiene, pensando en todos, un todos que cada vez está más lleno de diversidad y de personas diferentes”, dijo.

Por su parte, Virginia Carcedo indicó que “las empresas son un aliado estratégico necesario, ya que las personas con discapacidad buscan empleo y necesitan una empleadora para que las contrate”. “Las nuevas tecnologías son una vía para el acceso de las personas con discapacidad a una formación de calidad menos costosa y una forma de generar movilidad y un acceso más global al mundo en general”, destacó.

Desde Inserta Empleo se analiza cómo las nuevas tecnologías pueden impactar en los perfiles laborales tradicionales. “Actualmente estamos estudiando cómo se pueden reconvertir estos perfiles con las nuevas tecnologías y qué nuevos perfiles pueden aparecer, como por ejemplo los relacionados con el big data o la creación de aplicaciones”, apuntó Carcedo.

“Para conseguir la inclusión laboral de las personas con discapacidad es necesario que se tenga en cuenta la accesibilidad de las nuevas herramientas, ya que si no lo son, no se podrá interactuar con ellas”, concluyó.

Este desayuno se enmarca en los programas operativos de Empleo Juvenil (POEJ) y el de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises), que está desarrollando Fundación ONCE a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, con el objetivo de incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

Inserta Empleo es una entidad sin ánimo de lucro con un modelo profesional propio, riguroso y especializado en la gestión de recursos humanos y la intermediación laboral, que tiene por destinatarios de su actividad tanto a las personas con discapacidad demandantes de empleo y de formación como a las empresas que necesitan cubrir sus plantillas con profesionales adecuados al perfil requerido.