La desaceleración industrial afectará inevitablemente al sector servicios y conduzca a una mayor debilidad del crecimiento en la segunda mitad de 2019

La actividad del sector privado en España se mantiene en mínimos desde 2013

actividad-del-sector-privado-espana-se-mantiene-minimos-desde-2013

©CepymeNews

Actualizado 03 | 07 | 2019 11:30

El crecimiento de la actividad del sector privado en España se mantuvo estable en el mes de junio con respecto a mayo, por lo que siguió en mínimos desde noviembre de 2013, según refleja el índice compuesto de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés), elaborado por IHS Markit, que registró en el sexto mes del año una lectura de 52,1 puntos.

En concreto, la firma ha detallado que observó una “notable divergencia” entre el comportamiento del sector manufacturero y del sector servicios en junio. Mientras que el crecimiento de los servicios se fortaleció hasta su máxima en tres meses, la producción manufacturera se contrajo por primera vez desde 2013.

El PMI manufacturero registró en junio una lectura de 47,9 puntos, frente a los 50,1 de mayo, mientras que el PMI de servicios se aceleró hasta los 53,6 enteros, desde los 52,8 del mes precedente.

La debilidad de la producción industrial manufacturera se debió a la caída de los nuevos pedidos, cuyo crecimiento el mes pasado fue el más débil desde abril de 2013. Por el contrario, las empresas de servicios registraron un “sólido incremento” en su cartera de pedidos a pesar de la reducción de la demanda externa.

En lo que respecta al empleo, aunque la contratación aumentó en junio, lo hizo a su tasa más lenta desde noviembre de 2014. De nuevo, hubo divergencia entre los dos principales sectores examinados por IHS Markit. Mientras que en el sector manufacturero se destruyó empleo, el sector servicios registró un crecimiento “sostenido” en la creación de puestos de trabajo. Sin embargo, el alza en el empleo fue a su tasa más baja desde hace más de dos años y medio.

“Se teme que la desaceleración industrial, si se mantiene, afecte inevitablemente al sector servicios y conduzca a una mayor debilidad del crecimiento económico en la segunda mitad de 2019”, ha alertado el economista de IHS Markit Paul Smith.

CRECIMIENTO EN LA EUROZONA

De su lado, el PMI compuesto de la eurozona se situó en los 52,2 puntos en el mes de junio, frente a los 51,8 del mes de mayo, lo que supone la mejor lectura del dato desde noviembre de 2018.

Al igual que en España, IHS Markit ha indicado que el índice “encubrió divergencias notables” en los dos sectores. Mientras que el sector servicios experimentó un “sólido aumento” en la actividad, la producción manufacturera cayó por quinto mes consecutivo, hasta registrar la peor tasa en los últimos seis años.

En concreto, el sector manufacturero registró una lectura de 47,6 puntos, frente a los 47,7 de mayo, al tiempo que el sector servicios se situó en los 53,6 enteros, siete décimas más que el mes anterior.

Por países, Alemania y España fueron los únicos que se mantuvieron estables. Irlanda, Francia e Italia registraron las mejores lecturas del índice compuesto en cuatro, siete y tres meses, respectivamente.

La firma ha destacado que el volumen de nuevos pedidos creció por cuarto mes consecutivo, aunque fue “modesto en general”. Debido a esto, ha explicado que las empresas se concentraron en los pedidos pendientes para mantener el ritmo de crecimiento.

El economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson, ha destacado las expectativas empresariales para los próximos 12 meses están “en uno de los niveles más bajos registrados en más de cuatro años”.

“Los riesgos de que las expectativas continúen a la baja prevalecen en medio de la preocupación por la guerra comercial, la incertidumbre geopolítica y la desaceleración del crecimiento económico mundial”, ha subrayado Williamson.


Cargando noticia...