Promocionarse en redes sociales

5 consejos para promocionarse en las redes sociales

consejos-promocionarse-redes-sociales

©BigStock

Actualizado 13 | 05 | 2018 07:00

Promocionarse en las redes sociales

Unas de las herramientas más poderosas que puedes usar para conseguir tus proyectos profesionales son las redes sociales. Hoy en día, casi todo el mundo que utiliza Internet está en las redes sociales, en mayor o menor medida, y eso hace que sean -posiblemente- el mejor lugar para llegar a una audiencia, sea cual sea el público objetivo.

La atracción de los medios sociales es que se pueden utilizar de una manera similar a la publicidad tradicional, esencialmente encontrar una correlación directa entre la cantidad de dinero que se invierte y los resultados. De hecho, se pueden lograr resultados impresionantes por poco o ningún coste monetario.

En este artículo vamos a ver cinco cosas que puedes hacer para maximizar tus posibilidades de éxito en la promoción de tus productos o servicios a través o por medio de las redes sociales. Obviamente, esto no es un camino garantizado, sino consejos a tener en cuenta cuando se abordan los medios de comunicación social como una herramienta de promoción, algo que sin duda va a estar en el camino correcto.

Elige tus métodos

Hay diferentes maneras de promover las cosas en los medios sociales y no son todas aptas para cada ocasión. Por ejemplo, si estás planeando usar una promoción pagada, asegúrate de tener algo que presentar a tu audiencia potencial. Simplemente anunciarse a sí mismo se verá como narcisista y es probable que la gente lo rechace. Incluso si tu objetivo principal en el uso de la promoción pagada es solo para conseguir promocionar tu nombre por ahí, hay que hacerlo con la excusa de promover una cosa específica. Si eres un YouTuber, promociona tu canal o uno de tus vídeos. Si eres autor, promociona tu libro. Si fabricas o comercializas un producto, promociónalo, no a ti.

Es posible que desees abordar las redes sociales más orgánicamente, en lugar de simplemente gastar dinero con los anuncios y la promoción pagada. En estos casos, se trata menos de tener cosas específicas que promover y más sobre la construcción de tu presencia (o la de tu marca) online.

Otro aspecto importante a tener en cuenta al elegir un método es la plataforma en la que se pretende aplicar ese método. La promoción pagada en Facebook es muy diferente a la promoción pagada en Twitter, por ejemplo. Del mismo modo, la construcción de un seguimiento orgánico en Instagram requiere un enfoque diferente para construir una en YouTube.

Promueve indirectamente

Los medios sociales se utilizan para la publicidad, pero no existen para la publicidad. Si tu audiencia potencial siente que está siendo bombardeada por mensajes promocionales, perderá rápidamente interés en ti, en tu marca o negocio.

La verdad es que, si bien todo el mundo es consciente de que la gente y/o negocios quieren promocionarse, a la mayoría no le gusta la publicidad o los anuncios. Las cuentas de negocios en las redes sociales necesitan proporcionar a sus seguidores algo que les valga la pena y que les haga querer quedarse. Por ejemplo, si proporcionas videos instructivos sobre un tema en particular, o tu cuenta de Twitter contiene en su mayoría sugerencias, consejos, enlaces a recursos útiles, etc.

A la gente hay que darle una razón para seguirte que sea independiente de las cosas que quieres promover.

Sé paciente

El crecimiento de tu presencia en los medios sociales requiere tiempo y esfuerzo, así que si quieres usarlo como una herramienta promocional significativa, estén preparado para permanecer por largo tiempo.

Necesitarás hacer crecer tu audiencia de manera orgánica —hay muchos artículos sobre ese tema específico— porque las audiencias fabricadas raramente son efectivas. Esto significa que, aunque puedes encontrar ciertos servicios que, a cambio de sumas modestas de dinero, te darán nuevos seguidores, estos no son seguidores de “calidad”. Muchas veces ni siquiera son personas reales pero, incluso cuando lo son, no necesariamente tienen interés en ti o en lo que haces.

Piensa en ello siguiendo este ejemplo relacionado con la música: comprar seguidores es un poco como tocar música en una calle llena de gente; tal vez recibirás la atención de unos pocos, pero la mayoría seguirá caminando. Tener una audiencia orgánicamente construida es más como montar tu propia actuación en un pequeño lugar. Habrá menos gente allí, pero cada uno de ellos pagó para verte actuar y está interesado en tu música porque no estaría allí de otra manera.

Sé proactivo

No quieres sentarte y esperar que a tu página de Facebook tenga notoriedad, porque no lo hará. Hay miles de millones de cuentas de medios sociales por ahí. Es un número asombroso y una página es bastante difícil de visualizar, por lo que la conclusión es que si no haces algo al respecto no te verán.

Esto no significa ni spams, ni súplicas para un like o para que te sigan. Lo que significa es estar activo en las comunidades en las que deseas promoverte. Si quieres promover tu novela de fantasía, participa en hashtags relacionados con la fantasía en Twitter. Si tu objetivo es obtener audiciones en YouTube, comenta sobre otros videos de música afín, también en otras redes, como Instagram.

Lo mismo que no quieres una audiencia que no esté interesada en ti o en tu negocio, no quieres perder el tiempo construyendo un perfil que no tiene nada que ver con las cosas que deseas promover.

Por supuesto, es posible que desees participar en esas comunidades por diversión o por interés personal. Está bien. Simplemente debe ser considerado algo más parecido a un pasatiempo que una herramienta de promoción.

Idealmente, el tema debe ser algo que te apasiona. Si la comunidad en la que participas es una en la que lo haces a gusto y/o para divertirte, el proceso será mucho más fácil.

Mantente fiel a tu imagen

Sea lo que sea, sé coherente con la imagen que deseas que la gente tenga de ti, de tu marca o negocio. Por ejemplo, si estás promoviendo cosas que están dirigidas a los niños, no uses groserías o humor adulto en tus cuentas de medios sociales.

Un músico podría conseguir un seguimiento en Twitter de unos pocos miles de personas que aman su música, twittear algo político —aunque sea algo bastante inocuo— y perder cientos de seguidores. Y, recuerda, un centenar de seguidores verdaderamente interesados y comprometidos valen más que miles de seguidores desinteresados.

Aunque, tal vez, tu imagen sea de controversia y opiniones. Pero, incluso en ese caso, hay cosas que podrías hacer o decir que te costarían algo de tu público.

Así que, para resumir, intenta utilizar las redes sociales de una manera que sea apropiada para las cosas que quieres promover, no bombardees a tus seguidores con los anuncios, sé paciente, proactivo y no te alejes demasiado de tu imagen deseada.

Te interesa: