Habilidad es lo que eres capaz de hacer. La motivación determina lo que haces. La actitud determina cómo lo haces’

La motivación determina lo que haces

©BigStock

Actualizado 05 | 02 | 2016 14:34

La motivación de los empleados un aspecto esencial en el rendimiento de una empresa pero, ¿sabemos cómo retenerla?

¿Quién no se ha sentido fuera de lugar alguna vez? ¿Quién no ha perdido alguna vez la motivación? En muchas ocasiones podemos sentir que en distintos ámbitos de nuestra vida hemos perdido la motivación o que ya no hacemos las cosas con las mismas ganas.

Es normal, en ciertos momentos, sentirse desmotivado, pero existen algunos pasos para ser capaces de retener la motivación necesaria para trabajar, os desvelamos algunos de ellos:

1. No se trata de recompensa, sino de valor y propósito

En innumerables ocasiones realizamos tareas con el único propósito de recibir una recompensa, la mayoría de las veces, económica. Esto no es en absoluto positivo y tampoco arrojará unos resultados óptimos. Quizá sí lo haga durante un periodo de tiempo, pero poco a poco nos irá desmotivando…

Por esta razón es preferible buscar el verdadero valor de las cosas y, sobre todo, proponernos llevarlas a cabo para nuestra propia satisfacción, y no por factores externos. Si conseguimos que esto funcione, tendremos ganado mucho camino en la consecución de la motivación.

2. Aprender a apreciar los aspectos buenos de las cosas que odias

Tanto en el trabajo como en nuestra vida diaria debemos enfrentarnos a situaciones que nos gustan y que no nos gustan. Es muy importante que seamos capaces de ver los aspectos positivos de aquellas que nos disgustan porque eso nos ayudará a ver las cosas de otra manera.

Afrontar los retos con positividad es clave en la consecución de los objetivos de una forma más rápida y, sobre todo, de una forma que nos ayudará a conservar la motivación.

3. Convierte tus victorias en tus incentivos

Cuando logramos alcanzar algo que nos hemos propuesto, nos motiva. ¡Ésta es la idea! Convertir nuestras victorias en motores que nos empujen a seguir luchando por conseguir aquello que queremos.

Los logros no nos tienen que conformar, los logros tienen que motivarnos.

4. Encuentra a alguien que valore y reconozca tu trabajo

Estar rodeado de gente que nos transmita buena energía es muy importante. Pero estar rodeado en el ámbito laboral de gente que valore nuestro trabajo y sepa reconocer nuestro valor, lo es aún más. Desde el punto de vista del estado de ánimo personal, necesitamos un compañero o un jefe que sepa reconocer nuestro valor, o será totalmente lógica la pérdida de motivación.