Ocho de cada diez empresas de nueva creación no supera el primer año de vida, los errores de los negocios

Cinco errores que hundirán tu negocio

errores-fracasar-negocio

©CepymeNews

Actualizado 18 | 08 | 2016 19:56

Errores fracaso Negocio: los errores que hunden tu negocio

Ocho de cada diez empresas de nueva creación no supera el primer año de vida. En el ámbito digital, la proporción de éxito es aun menor. Con estas cifras en la mano, vosotros diréis, ¡a ver quién se atreve a montar un negocio!

Sí y no. Aunque influye, el éxito o fracaso de una sociedad no está sólo en manos de la suerte. Cinco son los grandes errores que harán fracasar tu negocio:

ERRORES NEGOCIO, RODEARSE DE MALAS COMPAÑÍAS

La inocencia, en los negocios, no es una virtud. Se deben escoger como socios a personas con las que no sólo te lleves bien, sino que además compartas una misma idea de hacia dónde va la empresa, una misma visión. Hay quien dice, no sin razón, que montar una empresa con un amigo es la mejor manera de perderlo

Además, de nada sirve asociarse con un clon de uno mismo. Por eso, un buen emprendedor es aquel que tiene virtudes y que sabe también reconocer sus carencias. Sólo así será capaz de rodearse de personas que le complementen.

Aliarse con los mejores aplica también a los posibles inversores privados. Cada business angel y fondo de venture capital tiene un estilo propio; busca aquel que mejor encaje con las necesidades de tu empresa, y trata siempre de diluir tu participación lo menos posible.

ERRORES NEGOCIO: NO, LA IDEA NO LO ES TODO

Cuántas veces has oído “¿Facebook? A mí se me ocurrió antes!”. O “A ver si se me ocurre una buena idea de negocio y me forro” . Lo sentimos, no es tan sencillo.

De hecho, la idea -por sí sola- no tiene ningún valor. Cero. La originalidad sirve de poco si no se cuenta previamente con los recursos y capacidades para sacarla adelante. Eso pasa por saber crear un buen equipo, y por hacerle un pequeño examen a tu negocio:

  • ¿Quién es tu cliente?
  • ¿Cuál es tu propuesta de valor?
  • ¿Percibe tu público objetivo esa propuesta de valor?
  • ¿Qué precio está tu público objetivo dispuesto a pagar?
  • ¿Son esos ingresos suficientes para mantener la estructura de costes?

ERRORES NEGOCIO: NO ERES UNA GRAN EMPRESA; NO GASTES COMO UNA

Busca fórmulas de marketing que proporcionen un mejor coste-beneficio. No subestimes el boca a boca, el poder de las redes sociales y de técnicas novedosas como el growth hacking.

Además, existen metodologías como el lean startup que promulgan una forma más racional de desarrollar una nueva compañía o un nuevo producto. Se trata básicamente de ir validando, paso a paso, cada una de las hipótesis, y así tratar de invertir siempre sobre seguro (o al menos reducir el riesgo). Dos ejemplos muy simples:

  • “Tengo una buena idea de negocio”: Sal a la calle y pregunta a la gente de a pie si también se lo parece, y si estarían dispuestos a pagar por un producto o servicio como el que propones. Crea un grupo en redes sociales y analiza cuánta gente muestra interés. Antes de invertir un solo euro, ponte en contacto con otros profesionales del sector, con tu público objetivo, con tus proveedores potenciales…
  • “Montaré corners en grandes superficies para vender mi producto”: Llama a las grandes superficies y pregunta si eso sería posible. Busca casos de otras empresas que hicieron lo mismo y trata de medir el impacto en ventas y en reconocimiento de marca que generó este canal.

ERRORES NEGOCIO,: NO ES PERSONAL, SON NEGOCIOS

Cuidado con emplear los ahorros personales para un apuro financiero de tu pyme. En España, el 16% de las pequeñas y medianas empresas recurrieron en 2015 a financiación externa, según el informe Radiografía Sage de la Pyme, lo que significa que el 84% se autoficinanciaron a base de los ingresos de actividad, y también de los ahorros. Es lógico: no generan intereses, son de rápido acceso… Ahora bien, una empresa no puede sostenerse a base de contraer deudas personales.

Pero, sobre todo, es fundamental llevar una contabilidad exhaustiva que distinga claramente el origen y destino de todos los fondos. Esta separación será de gran utilidad también a la hora de hacer la Declaración de la Renta.

ERRORES NEGOCIO: LAS CUENTAS BIEN HECHAS

Los intereses y comisiones a pagar también cuentan. Las sorpresas, cuando tienen que ver con la financiación externa de un negocio, pocas veces son agradables. Puedes evitar sustos leyendo con atención la letra pequeña de todos los contratos que firmes, llevando un registro cuidadoso de todos los ingresos y gastos de la compañía y, a la hora de adquirir un nuevo bien o servicio, tomando en consideración el coste total.