El paro sigue a la cabeza de las preocupaciones de los españoles con un 75,6 por ciento de menciones

Los españoles se muestran más pesimistas sobre la situación económica

pesimismo-situacion-economica-espana

©BigStock

Actualizado 09 | 08 | 2016 11:09

Situación económica España

La preocupación de los españoles por la clase política y la corrupción ha descendido tras la celebración de las elecciones generales del pasado 26 de junio, pero en cambio ha aumentado su pesimismo respecto a la perspectiva de la situación económica, según refleja el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El sondeo, realizado entre el 1 y 11 de julio, escasos días después de las elecciones generales, refleja que los encuestados aumentan su pesimismo respecto a la situación económica del país, que el 23% cree que será peor dentro de un año. En el barómetro de hace un mes, este porcentaje se situaba en el 19,4%. Además, un 64% de los preguntados califica de mala o muy mala la situación actual de la economía (67,9% en junio) y el 29,6 por ciento la ve peor que hace doce meses.

En cuanto a los problemas, el paro sigue a la cabeza de las preocupaciones de los españoles con un 75,6 por ciento de menciones, bajando cinco décimas respecto al sondeo anterior; seguido por la preocupación por la corrupción y el fraude, que también desciende ligeramente pasando del 44,9% de junio a un 43,4% un mes después.

En este contexto, baja también la inquietud por los problemas económicos, que se mantienen en tercer lugar señalados por el 22,8 por ciento de los encuestados, así como la visión negativa de la clase política, citada ahora como un problema en 19,4%, por debajo del 20% que este año se venía repitiendo mes tras mes.

Destaca la preocupación por la falta de Gobierno, que después de los resultados electorales creció hasta el 6,4 por ciento desde el 4,8 por ciento del anterior barómetro. Ésta se encuentra sin embargo por debajo de su máximo alcanzado el pasado mes de abril, después de la investidura fallida del líder socialista, Pedro Sánchez, y poco después de la convocatoria de las nuevas elecciones.

Además, el 77,1% de los ciudadanos hace una valoración mala o muy mala de la situación política actual, un dato que está por debajo del reflejado tan solo un mes antes de los comicios, cuando la percepción negativa alcanzaba el 80% de los encuestados.

Pese a ello, sigue por encima de la opinión crítica sobre la situación política que había en diciembre del pasado año, coincidiendo con las anteriores elecciones generales, y en los dos meses posteriores: un 63,1 por ciento en diciembre de 2015, un 69,9% en enero de 2016 y un 76,7% en febrero.