• Noticias
  • Actualidad
  • La confianza del consumidor cae 3,9 puntos en febrero por la peor percepción actual y de futuro
Es el segundo mes consecutivo en el que disminuye la confianza de los consumidores

La confianza del consumidor cae 3,9 puntos en febrero por la peor percepción actual y de futuro

Actualizado 03 | 03 | 2016 10:01

La confianza del consumidor cayó 3,9 puntos el pasado mes de febrero en relación al mes anterior, hasta situarse en 95,2 puntos, arrastrada por el retroceso de las expectativas y por la peor valoración de la situación actual, según los datos publicados este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Es el segundo mes consecutivo en el que disminuye la confianza de los consumidores después de que en enero bajara en 8,3 puntos. Este indicador acumula así un descenso superior a los 12 puntos desde el arranque de 2016, afectado tanto por las peores expectativas como por una percepción desfavorable de la situación actual.

En febrero, el indicador de expectativas retrocedió 3 puntos, hasta los 102,7 puntos. La evolución de sus tres componentes es “coherente” con este descenso del índice que, no obstante, se ve moderado por la mayor estabilidad de las expectativas de los hogares frente a las mayores caídas de los dos restantes componentes.

Así, las expectativas respecto a la situación de los hogares cayeron 0,4 puntos, las del mercado de trabajo bajaron 3,8 puntos y las expectativas sobre la situación económica retrocedieron 4,8 puntos.

Por su parte, el indicador de situación actual se situó en el segundo mes del año en 87,7 puntos, con un descenso de 4,7 puntos en relación al obtenido el pasado mes de enero. Esta evolución negativa del indicador, según el CIS, es consecuencia de la caída de todos sus componentes, aunque en diferente intensidad.

Así, mientras que la evolución del empleo limita su descenso a la pérdida de 1,1 puntos, la valoración sobre la evolución general de los hogares cae 4,1 puntos y la percepción acerca de la situación económica retrocede 8,8 puntos.

En relación al mes de febrero del pasado año, el descenso de la confianza del consumidor alcanza los 3,8 puntos como consecuencia de la caída de las expectativas en 9,6 puntos, contrarrestada en parte por el avance en 2 puntos del indicador sobre situación actual.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

EL 43% ENCUESTADOS LLEGAN JUSTOS A FIN DE MES

En general, el 35,9% de los encuestados entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 36,2% no aprecia cambios y el 25,3% estima que ha mejorado.

De cara a los próximos seis meses, el 31,7% de los entrevistados confía en que el estado de la economía será mejor, frente al 30,7% que auguran un empeoramiento y el 23,2% que no espera cambios.

El ICC de febrero muestra que el 43% de los entrevistados llega justo a fin de mes y que el 33,2% ahorra poco dinero cada mes. De hecho, el 11,7% afirma que ha tenido que echar mano de sus ahorros para llegar a fin de mes. Por el contrario, sólo el 3,8% dice que ahorra bastante cada mes.

El 11% de los entrevistados afirma que ahora hay más personas en paro en su entorno que hace seis meses, y el 33% piensa que la situación en España para encontrar un empleo es peor que la de hace seis meses, mientras que el 40,7% cree que la situación no ha cambiado y el 21,3% que ha mejorado.

Cuando se les pregunta por la evolución del empleo de cara a los próximos seis meses, un 30,9% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 32,2% que cree que mejorará y el 18,7% que considera que permanecerá sin cambios.

Preguntados por si tienen en mente comprar una vivienda el próximo año, el 94,6% de las personas entrevistadas asegura que no y sólo el 4,6% planea adquirir una. El 45% de los encuestados opina que el precio de la vivienda se mantendrá el próximo año, mientras que el 9,1% cree que bajará y el 39,3% que subirá.