Esta nueva orientación parece certera ya que está siendo bien acogida por las pymes

El futuro de la gestión de las pymes en EE.UU

Actualizado 31 | 01 | 2017 09:37

El presidente Trump ha elegido a Linda McMahon como responsable de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA), el organismo gubernamental en los Estados Unidos para el desarrollo de las pymes. La visión de McMahon sobre las pequeñas y medianas empresas va más allá de una visión puramente económica, ya que considera que los pequeños negocios son en realidad personas con metas por las que luchan bajo unos valores determinados. Ser empresario es, en definitiva, una forma de vida.

En su audiencia ante el Senado para ser confirmada como responsable especificó cuáles van a ser sus prioridades en la dirección de la SBA:

  1. Mantener la independencia de la Agencia. McMahon luchará para mantener la SBA como una agencia independiente y no fusionarla con el Departamento de Comercio, una idea que fue sugerida inicialmente por la Administración Obama.
  2. Reforzar la Agencia. La actual responsable afirmó que iba a poner un especial empeño en las actividades de promoción del organismo, ya que se encuentra en uno de los ámbitos prioritarios del nuevo gobierno, especialmente desde la perspectiva de la lucha contra la burocracia con la que tienen que lidiar los empresarios.
  3. Mayor velocidad en la recuperación empresarial tras “desastres”.  Los Estados Unidos sufren numerosos desastres de diversa índole, por lo que la SBA cuenta con un área propia para afrontar dichas situaciones. El objetivo en este ámbito es mejorar la respuesta gubernamental tras dichos eventos en lo referido a los desperfectos que pueden sufrir las pymes, en especial disminuir el tiempo de respuesta para hacerque las empresas se financien después de una crisis.
  4. Mejorar la educación financiera. En la actualidad, muchos jóvenes empresarios son grandes creadores de ideas, pero muchos carecen de conocimientos básicos de finanzas, lo cual es un aspecto fundamental y en el que el gobierno se debe volcar para mejorar.
  5. Apoyo a empresarios en desventaja. McMahonafirma que se encuentra entre sus objetivos mejorar las oportunidades mediante contratos federales orientados a sectores minoritarios y a sectores poblacionales desfavorecidos, especialmente las mujeres.
  6. Más oportunidades de contratación federal para todas las pequeñas empresas. El nuevo gobierno considera fundamental agilizar la contratación federal, un proceso a menudo confuso y opaco.

Todas estas acciones previstas para la SBA se encuentran enmarcadas en la nueva política del gobierno Trump, alejada de la imposición de mayores costes regulatorios que fue habitual en la etapa Obama en los ámbitos del fomento del espíritu empresarial, la inversión, la productividad o la creación de empleo.

Esta nueva orientación parece certera ya que está siendo bien acogida por las pymes. El optimismo entre el pequeño empresario ya se elevó en el mes de diciembre hasta alcanzar las mejores cotas desde 1980, y las expectativas sobre las condiciones empresariales son las mejores desde 2002.

grafico-bernabe

En este sentido, se ha triplicado el número de empresarios que afirman que es un buen momento para ampliar el negocio, y muchos valoran el momento como oportuno para realizar inversiones y mantener la contratación laboral. Todo ello debido también a otros numerosos elementos como puede ser especialmente el plan de desregulación económica, la reforma tributaria o los planes de inversión en infraestructuras.

Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos durante los próximos meses esperando que sean positivos para los empresarios y trabajadores americanos y, en consecuencia, para otro muchos como los europeos y españoles.

 

Etiquetas EEUUOpiniónPymes