• Noticias
  • Empleo
  • Esade ve la "crónica de una muerte anunciada" en el mercado laboral
Es preocupante el elevado índice de parados de más de dos años de duración entre el colectivo de desempleados

Esade ve la “crónica de una muerte anunciada” en el mercado laboral

mercado-laboral-analisis-esade

©ESADE

Actualizado 29 | 07 | 2016 16:10

Mercado laboral

Esade advierte de que el mercado empieza a reflejar los mismos desequilibrios que ya padecía antes de la crisis al crecer de nuevo la diferencia en la tasa de paro entre hombres y mujeres y dispararse el índice de temporalidad, lo que a su juicio supone “la crónica de una muerte anunciada”.

Así lo señala la profesora de Dirección de Personas y Organización de Esade Business School, Àngels Valls, tras la publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, de la que destaca el incremento en la tasa de actividad dentro del colectivo femenino, que ha sido de 59.000 personas más y que compensa la caída en la actividad de los hombres.

Este crecimiento lleva a una menor reducción de la tasa de paro de las mujeres y agranda la diferencia entre ésta (21,82%) y la de los hombres (18,41%). “Parece como si el efecto llamada de la recuperación sólo lo oyeran las mujeres”, advierte.

En cuanto a la temporalidad, la profesora de ESADE indica que “al principio de la crisis, la destrucción de empleo se cebó con los contratos temporales, circunstancia que nos llevó a un nivel aceptable de cara a la calidad del empleo”, sin embargo, la recuperación “ha hecho que la temporalidad se empiece a disparar de nuevo y ya estemos cercanos al 26%”.

PARADOS DE LARGA DURACIÓN

Asimismo, avisa de que “empieza a ser preocupante el elevado índice de parados de más de dos años de duración entre el colectivo de desempleados”. En la actualidad, el 58% de los parados lleva más de un año en ese estado y, de ésta proporción, otro 73% lleva más de dos.

“Para ellos, cada vez es más difícil el acceso al mercado laboral y tampoco hay políticas activas de empleo que les puedan ayudar”, añade.

De igual forma, Valls pide una reflexión en cuanto a la destrucción de empleo en el sector público que refleja la EPA durante este último trimestre, que contrasta con la generación de más de 38.700 empleos en términos interanuales.

En su opinión, obedece al llamado contrato fijo discontinuo, una “mala praxis” en el sector privado y en el público.

Por último, y también relacionado con la calidad en el empleo, hace hincapié en la “constante caída” de la ocupación en la industria, que refleja una caída de 8.800 personas en el registro interanual de la última EPA.

“Este dato se debe al pico registrado en el cuatro trimestre de 2015 [55.500 ocupados menos] que, por otro lado, no es el único en el histórico”, apunta Valls en referencia a los obtenidos en el primer trimestre de 2014 (-42.200), en el del primer trimestre de 2013 (-60.300) y en el primer trimestre de 2012 (-75.000).