• Noticias
  • Empleo
  • Empleo: El 70% de los mayores de 45 años parados de larga duración no busca trabajo correctamente
El 71% acude a las entrevistas de trabajo con gran inseguridad, por creer que su edad es un hándicap para ser seleccionado

Empleo: El 70% de los mayores de 45 años parados de larga duración no busca trabajo correctamente

empleo-larga-duracion-mayores

©EuropaPress

Actualizado 16 | 06 | 2016 16:04

Sólo un 26% utiliza las Redes Sociales como canal para buscar empleo

La reactivación económica que dio comienzo en 2014 parece seguir dando sus frutos, aunque de forma contenida por la incertidumbre política que amenaza la ansiada recuperación económica. Así, se producen 2 años consecutivos en el descenso del número de parados: un 12% a nivel general y un 7,7% en el caso de los mayores de 45 años durante el primer trimestre del año. Con ello, se contabilizan en la actualidad 1.709.700 desempleados mayores de 45 años, que representan el 36% del total nacional.

Esta moderada recuperación económica tiene aún muchos asuntos pendientes, siendo prioridad entre ellos el desempleo de larga duración, que ya afecta al 58% del total de desempleados. En el caso de los mayores de 45 años, la cifra se eleva al 70%, lo que plantea la necesidad de analizar las causas que motivan este desfase.

Prejuicios y estrategia incorrecta: frenos al empleo senior

En otras palabras, ¿qué es lo que convierte a los mayores de 45 años en protagonistas del paro de larga duración? Ellos lo tienen claro: su edad. Así, un 85% piensa que es lo que más perjudica, por encima de la difícil situación económica. Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “en efecto, siguen existiendo importantes prejuicios en el seno de las empresas que lastran las oportunidades laborales de los desempleados senior. Entre ellos:

El mayor de 45 años estará sobrecualificado y exigirá contratos más estables y/o mejor remunerados.

– El mayor de 45 años estará menos preparado que el joven, menos familiarizado con las Nuevas Tecnologías y le costará mucho más interiorizar la dinámica del puesto.

– El mayor de 45 años será menos flexible para hacer horas extra o viajar. Todas estas creencias estereotipadas pesan mucho en los procesos de selección, dificultando el acceso de los senior a las empresas”.- concluye Mesonero.

Sin embargo, además de los prejuicios empresariales, existen otros condicionantes que lastran el acceso al empleo de nuestros protagonistas. Lo veremos en el próximo epígrafe.

Por séptimo año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe #TuEdadEsUnTesoro: mayores de 45 años en riesgo de exclusión, cuyos resultados se basan en una encuesta realizada a 1.500 mayores de 45 años, muchos de los cuales se encuentran en desempleo de larga duración y, por tanto, están más expuestos al riesgo de exclusión social y laboral.

Estrategia incorrecta en la búsqueda de empleo

El desempleo de larga duración no sólo representa un problema en sí mismo, sino que introduce a los afectados en una espiral de cada vez más difícil salida. “A mayor tiempo en desempleo, más desánimo a la hora de afrontar la búsqueda. Asimismo, los largos periodos de inactividad curricular no encajan bien en los procesos de selección, situando a los desempleados de larga duración en clara desventaja a la hora de competir”- declara Mesonero.

Si el desempleado de larga duración tiene más de 45 años, debe afrontar además otros obstáculos añadidos, como los prejuicios empresariales expuestos en el apartado anterior. Sin embargo, existen otros condicionantes que dificultan su acceso al mercado laboral y que pueden resumirse en una incorrecta estrategia a la hora de abordar la búsqueda de empleo.

La Fundación Adecco ha detectado que gran parte de los mayores de 45 años parados de larga duración no sigue una estrategia acertada en su acceso al empleo, aspecto que se confirma en la presente encuesta. Concretamente, un 70% está enfocando la búsqueda de forma errónea.

Según Francisco Mesonero: “nos encontramos con muchos casos de mayores de 45 años con grandes competencias y actitudes para el empleo, pero que sin embargo desconocen cómo ponerlos en valor. Ello, unido a los prejuicios que aún siguen existiendo en muchas empresas, merma en gran medida sus oportunidades laborales”.

Etiquetas Empleo