Tu objetivo a largo plazo debería de ser crear una marca única y reconocible por el mercado

Cómo elegir el nombre de tu empresa

nombre-empresa

©CocaCola

Actualizado 21 | 06 | 2016 12:24

Nombre de empresa y marca

La importancia de escoger un nombre para tu negocio, ya seas pyme o autónomo, es mayor de la que parece. Recuerda que hasta que no tengas un nombre simplemente no existirás. Al fin y al cabo el ser humano tiene la necesidad de nombrar cualquier cosa que exista y, de cara al marketing, un nombre para tu negocio puede condicionar mucho tu posicionamiento en el mercado.

Tu objetivo a largo plazo debería de ser crear una marca única y reconocible por el mercado. Para que esa tarea sea más fácil debes tener en cuenta que hay diferentes tipos de nombres, y por lo tanto no es o mismo saber escoger un nombre de cara a la razón social o nombre fiscal, que un nombre comercial que se utilizará para dar a conocer tu empresa en el mercado. Por cierto, tiene que coincidir con el nombre usado en Internet (es decir el dominio). En este caso los consejos básicos que te proponemos son de aplicación exclusiva para nombres comerciales:

  1. Deja de lado el abecedario: la época en la que las empresas aparecían por orden alfabético ya pasó. El uso de páginas amarillas y similares ha bajado mucho, por lo que usar un nombre que empiece por la letra A de cara a ser una de las primeras opciones, es una estrategia para el recuerdo.No debe de condicionar la elección de nuestro nombre. Ejemplo: 1a Asesores.
  2. Olvídate del inglés: salvo que tu negocio tenga una orientación internacional, usar palabras inglesas para escoger un nombre para tu negocio será más una horterada que una buena idea. Traducir la actividad al inglés es algo demasiado obvio y además puede complicar el recuerdo del nombre por parte del público potencial. Sin embargo, los términos latinos y griegos, base de nuestro idioma, son más “entendibles” y además aportan cierto toque de elegancia. Por ejemplo: Invertia, Criteria, etc.
  3. Investiga las palabras: ten en cuenta que cualquier palabra usada para escoger un nombre para tu negocio puede tener un significado propio dentro del sector o tipo de negocio.
  4. Olvídate de los acrónimos: también es una forma muy habitual de escoger un nombre para tu negocio, pero suele dar lugar a nombres pocos sonoros y elegantes, por no hablar de la falta de imaginación y la altas dosis de egocentrismo.
  5. Cuida la sonoridad: al escoger un nombre para tu negocio no pienses sólo en cómo quedará escrito, sino también en cómo sonará al pronunciarse. Hay sonidos agradables como la S o la M, y otros más desagradables como la J o la R.
  6. Piensa en global: muy relacionado con lo anterior, porque ¿cómo se pronunciaría tu nombre en otros países? Por ejemplo la Ñ sólo existe en España, mientras que para otros países el mismo sonido se representa mediante por ejemplo la NY.
  7. Ten en cuenta la esencia de cada idioma: todas las lenguas tienen sus características propias, por ejemplo en español hay cierta tendencia por abreviar palabras largas en la comunicación informal. O por españolizar palabras de origen inglés, como por ejemplo “embeber” o “whatsapear”.
  8. Investiga los significados en otros idiomas: recuerda que hoy en día no hace falta ser una gran multinacional para vender en todo el mundo. Internet hace posible que cualquier negocio pueda ser global, por eso es fundamental saber de antemano los significados de tu nombre en otros idiomas o países.
  9. Consulta a un experto lingüístico: hay demasiadas opciones y recovecos en el lenguaje a la hora de escoger un nombre para tu negocio.
  10. Aplica el sentido común: tú eres el que tiene la última palabra a la hora de escoger un nombre para tu negocio. Así que sigue tu instinto pero sin olvidar aplicar el sentido común.