• Noticias
  • Actualidad
  • El Congreso reclama por unanimidad una Estrategia Integral para la Transformación Digital de España
Las pymes deberían contar con planes sectoriales y de apoyo específicos para no quedar atrás en esta revolución

El Congreso reclama por unanimidad una Estrategia Integral para la Transformación Digital de España

©BigStock

Actualizado 15 | 04 | 2016 09:01

La Comisión de Industria del Congreso ha reclamado este miércoles por unanimidad una nueva Estrategia Integral para la Transformación Digital de España, y se ha comprometido a promover la creación de una subcomisión parlamentaria en la que estudiar medidas para desarrollar la industria 4.0.

El acuerdo ha partido de una iniciativa del PSOE, que defiende la aprobación de una Agenda Digital 2020 y la creación de un nuevo Consejo Nacional para la Transformación Digital en el que participen actores públicos y privados. Igualmente, se considera necesario crear un Observatorio Digital que vigile y haga transparente el proceso.

Entre las prioridades que deberían incluirse en la Estrategia Integral se incluye una agenda de inversiones en infraestructuras de banda ultra-ancha y servicios de contenidos “seguros y fiables” que permitan que este servicio sea universal al finalizar la próxima legislatura y que garanticen una conexión de calidad en todo el país.

CAPACITACIÓN DIGITAL

Además, hace falta asegurar la capacitación digital de los ciudadanos y las empresas así como adaptar la educación a las necesidades de la actividad económica, generar mecanismos de transferencia del conocimiento “más ágiles” entre el sector educativo y el productivo, y fomentar la creatividad y la formación permanente mediante políticas activas de empleo.

Las pymes deberían contar con planes sectoriales y de apoyo específicos para no quedar atrás en esta revolución, y también habría que potenciar el papel internacional de las empresas como proveedoras de servicios, sobre todo tecnológicos, desde España.

Asimismo, la administración electrónica debería recibir un nuevo impulso, se debería garantizar una normativa estable y habría que garantizar en España una inversión del 3% del PIB en I+D+i e impulsar en Bruselas la regla de oro para que estas inversiones no computaran en el déficit público.

Por otra parte, se reclama una normativa estable para los inversores, garantías en la protección de los derechos en la era digital, nuevos modelos de comercialización tecnológica para pymes, planes de recualificación y reciclaje para los trabajadores afectados por la automatización, y el impulso de un ecosistema innovador de pymes altamente especializadas.