Realización técnica: CEPYME y Analistas Financieros Internacionales (Afi)

Boletín de morosidad y financiación empresarial. Diciembre 2015

Actualizado 16 | 02 | 2016 14:33

BOLETÍN COMPLETO   |   PDF

CLAVES DEL TRIMESTRE

  • El ISME se sitúa en 92,6 puntos, siete décimas por encima del registro del segundo trimestre. Tanto el periodo medio de pago como el porcentaje de crédito comercial en mora aumentaron ligeramente en el tercer trimestre de 2015.
  • Tras once trimestres de reducción ininterrumpida, el importe de los efectos comerciales impagados como porcentaje del total de vencidos (en el trimestre) parece estabilizarse en el tercer trimestre.
  • El incremento del stock de crédito comercial y del porcentaje de deuda comercial en mora ha redundado en un ligero aumento del coste financiero agregado de la morosidad.
  • El sector textil supera los 102 días en el cobro de sus facturas a clientes. Por su parte, la distribución alimentaria tan solo excede en 7 días el periodo legal establecido en 60 días.
  • Las empresas riojanas reducen notablemente su periodo medio de pago hasta situarlo en 71,4 días, convirtiéndose en la región en la que menores retrasos se observan. Por el contrario, Andalucía supera en más de 30 días el plazo legal de pago.
  • Vuelve a agrandarse el diferencial de los periodos medios de pago por tamaño de empresa. Las medianas empresas pagan con cerca de 10 días de retraso con respecto a las microempresas.
  • El stock de crédito financiero a empresas no inmobiliarias continúa creciendo en el tercer trimestre. Sin embargo, en las empresas no inmobiliarias el crédito nuevo no crece como lo hacen las amortizaciones. El crédito para nuevas operaciones continúa expandiéndose, especialmente para importes superiores a 1 millón de euros.
  • El tipo de interés al que se financian las pymes españolas desciende en 1 punto porcentual en el tercer trimestre. Esta mejora en sus condiciones de financiación está permitiendo la normalización de la actividad económica de las empresas.
  • La tasa de morosidad bancaria sigue reduciéndose progresivamente, aunque supone alrededor del 10% del crédito total. Las previsiones apuntan a que en 2016 se reducirá hasta el 8%.