Las pequeñas empresas y los autónomos normalmente sólo hacen publicidad cuando necesitan clientes

4 ideas para hacer publicidad sin casi presupuesto

publicidad sin presupuesto

©Bigstock

Actualizado 13 | 09 | 2016 08:21

Hacer publicidad con poco presupuesto

Para hacer publicidad eficaz no es necesario tener un gran presupuesto, aunque parezca mentira. Estamos acostumbrados a que sólo las grandes empresas pueden gastar dinero en publicidad de forma constante, puesto que dedican parte de sus beneficios o ventas. Sin embargo las pequeñas empresas y los autónomos normalmente sólo hacen publicidad cuando necesitan clientes, normalmente sin tener un plan previo.

Es fundamental, lo primero, tomar en serio la función de marketing, para así poder realizar de manera más continua publicidad, esto permitirá tener mejores resultados a largo plazo, al poder analizar la eficacia de las acciones realizadas.

Para poder hacer publicidad de manera continua pero sin gastar mucho dinero, simplemente basta con un poco de imaginación y el uso de algunas de las tecnologías y herramientas actuales. Para ponerse en marcha, algunas ideas prácticas de son:

  1. Crear material de publicidad en papel: para ello no hace falta más que usar herramientas de diseño gráfico basado en plantillas, que permite modificar colores y tipografías. Lo importante del material es el objetivo que se pretende alcanzar, por ejemplo, informar a los clientes de una venta o de un nuevo producto insertando un mensaje y un logotipo en la plantilla para luego cambiar los colores y los estilos de las fuentes. Algunos ejemplos de publicidad en papel son: folletos, boletines, catálogos, etc. Otras opciones para clientes actuales son las facturas, tal y como hacen algunas grandes empresas.
  2. Enviar por correo electrónico un boletín informativo: sin duda es uno de los métodos de publicidad más rentables para contactar con los clientes. La ventaja de un boletín informativo periódico permite enviar noticias, novedades en productos o servicios, ofertas especiales y promociones, nuevas aplicaciones, etc. El objetivo es incentivar las ventas entre los clientes sin ser muy agresivos comercialmente. Además del envío de un boletín o newsletter, otra forma de hacer publicidad sin casi presupuesto con el correo electrónico es usar las firmas para incluir el logotipo así como datos de contacto, o enlaces a la página web o redes sociales.
  3. Llevar a todas partes el mensaje publicitario: en algunas ocasiones podemos tener la oportunidad de dar una charla ante un público, aunque no sea nuestro público objetivo nunca hay que dejar escapar la posibilidad de difundir nuestra publicidad. Gracias al boca a boca podemos acabar llegando a nuestros clientes potenciales. Una buena opción es incluir el logotipo y marca, los datos de contacto, o nuestro mensaje publicitario en la presentación, en especial si usamos un programa de ofimática para diseñar las diapositivas. Igualmente, otro ejemplo relacionado con esta idea, es llevar siempre tarjetas de visita, da igual si vamos a un bar como si vamos al supermercado.
  4. Cree un sitio web: hoy en día buena parte de nuestro mercado potencial busca información sobre productos y servicios a través de Internet. Contar con un sitio web implica contar con un escaparate digital a la vista de todos esos potenciales clientes que navegan por Internet.